Toma té para aliviar el dolor de estómago

Como Demetrio, ciertamente tú, o alguien de tu familia, ha experimentado la incomodidad y el dolor de estómago que resulta de comer más de la cuenta o por consumir alimentos demasiado grasosos, picantes, o pesados. Sin embargo, a diferencia de Demetrio, tú tienes la opción de calmar el dolor con un delicioso té natural, antes de tomar alguna medicina.

  • Manzanilla – Preferido por la mayoría de las abuelitas latinas, el té de manzanilla debe mencionarse de primero. La manzanilla tiene propiedades inflamatorias que ayudan a tranquilizar los ácidos estomacales y a encaminar la digestión. En cualquier supermercado puedes encontrar las bolsitas para hacer una taza de té de buen sabor que pronto te hará sentir mejor.

  • Menta – Un té de menta puede calmar tu estómago. Si tienes una planta de menta en la casa, solo tienes que hervir algunas hojas en un poco de agua caliente por quince minutos (lo puedes azucarar un poco si prefieres) y listo.

  • Canela – También puedes hacer un té disolviendo media cucharadita de canela en polvo en una taza de agua caliente. Espera cinco minutos y tómatelo. Verás que el té de canela estimulará tu digestión.

  • Jengibre – El té de jengibre es reconocido por aliviar las náuseas y el gas estomacal. Es fácil encontrar bolsitas de té de jengibre en la tienda, pero también podrías hacerlo fresco añadiéndole media cucharadita de jengibre rallado a una taza de agua caliente. Después de tres minutos pásalo por un colador y estará listo para tomar.

Hay otras hierbas (el tomillo, por ejemplo) que la gente suele tomar en té cuando siente dolor de estómago. Y hay otras bebidas que son recomendadas también, tales como la gaseosa de jengibre (Ginger Ale), el yogur, el jugo de pera, y, por supuesto, agua.

Por otro lado, cuando tengas dolor evita tomar alcohol, café (aún el descafeinado), y té negro ya que te van a irritar aún más. La leche, que algunos piensan ayuda contra el dolor estomacal, más a menudo trae problemas (gas) en vez de alivio.

En esta época del año cuando solemos beber y comer demasiado no olvides que hay tés que pueden aliviar tu dolor de estómago sin tener que ir a la farmacia por medicamentos.

Por supuesto, estos consejos se refieren a esa incomodad digestiva pasajera que se siente al estar uno muy lleno o después de comer demasiado rápido. Si tu dolor de estómago va más allá de esto, debes consultar tu doctor.