Trabajar desde casa, legislación y ventajas

En Estados Unidos ha habido un crecimiento espectacular de los trabajadores freelance desde el 1980, debido a las ventajas que este tipo de trabajo ofrece. Sin embargo, no todo son ventajas y se deben conocer las desventajas y la legislación para evitar tener cualquier tipo de problema. Lo más importante, cuando una persona se plantee empezar a trabajar como freelance, es tener muy clara la legislación, las tasas que va a tener que pagar y los beneficios que obtendrá de ello.

Legislación del trabajador frelance en Estados Unidos

Trabajar desde casa es algo que parece simple, pero hay ciertos aspectos que se deben tener en cuenta. Según la agencia USLegal, el trabajador freelance es aquél que trabaja por su propia cuenta y para varios clientes sin necesidad de tener una empresa que le respalde detrás. Esto implica que el trabajador freelance debe estar muy centrado en su trabajo y no dejar de buscar siempre nuevos clientes, de manera que pueda conseguir un salario cada mes. Para ello, hay una gran cantidad de páginas web en las que se pueden consultar ofertas a diario para trabajadores freelance.

Una ventaja del trabajo freelance y de trabajar desde casa, en cuanto a encontrar trabajo es que siempre tendremos algo que hacer, pues las empresas contratan antes a estos trabajadores freelance que a un trabajador en la propia empresa como una manera de evitar altos costes. Por ello, el trabajador freelance debe tener claro que la empresa no pagará por su seguridad social ni por ninguno de los impuestos que este deba pagar.

En los Estados Unidos, si una persona quiere trabajar como freelance, tiene la obligación de pagar la tasa correspondiente en función del estado en el que vaya a desarrollar su actividad y, además, deberá abonar una parte estimada de los impuestos sobre el trabajo al estado federal cada tres meses. Sin embargo, podrá recuperar parte de estos impuestos cuando haga su declaración anual.

A parte las tasas e impuestos que se deben pagar, el trabajador freelance también deberá abonar o tener cuidado de poder costearse la seguridad social, el precio de los medicamentos y tener cierto dinero para cubrir su jubilación.

Sin embargo, no todo es pagar como trabajador freelance; la ley establece que estos pueden desgravarse de lo que se factura todos los gastos que tengan por trabajar desde casa. Por ello, si trabajamos desde casa, podremos desgravar como gasto de la empresa una parte de la vivienda, una parte de la factura de la luz, del agua, gastos de gestoría y todos los otros gastos deducibles en función de la actividad de realicemos.

Ventajas de ser freelance

A pesar de la regulación y de los pagos que se deben hacer, lo que no es complicado si se conoce la ley desde el primer momento, el trabajador freelance disfruta de varias ventajas que le hacen la vida mucho más simple.

Entre las ventajas de ser un trabajador freelance está el hecho de que podemos trabajar en lo que queremos y para quien queremos; podemos atender mejor a las obligaciones con nuestra familia, como puede ser llevar a los niños al colegio, a los médicos, etc; además, podemos trabajar en el horario que queramos y, normalmente, desde cualquier lugar que queramos.

Por ello, el trabajo freelance está registrando un alto crecimiento cada año que pasa y, cada vez, también son más las empresas que buscan este tipo de trabajadores.