Usa correctamente los lentes de contacto

Nadie puede negar que los lentes de contacto (contact lens) se han convertido en una excelente opción para aquellas mujeres (y hombres) con problemas en la visión. Son más estéticos que los anteojos, a los cuales muchos le tienen antipatía, y encima vienen en colores, por lo que si queremos, podemos variar nuestro color de ojos por una gama de colores cada vez más naturales.

Pero usar estos lentes puede no ser una bendición si no sabes emplearlos correctamente. Como son unos círculos pequeños que introduces en cada ojo, debes tener cuidado de que no te lastimen.

De acuerdo a la FDA, hay que seguir algunas indicaciones generales para usar los lentes correctamente:

  • Lavarse las manos antes y después de tocar los lentes (y los ojos) ya sea para ponérselos o para retirarlos.
  • Limpiarlos con los líquidos recetados. Nunca con agua, alcohol, agua oxigenada u otros productos no recetados para este fin.
  • Cuidar el estuche donde se colocan, esto implica tenerlo limpio y cambiarlo cada seis meses.
  • No usar los lentes para nadar, limpiar con productos químicos muy fuertes ni para dormir (si son de los lentes diarios que debes quitarte cada noche). Hay lentes medicados que puede dejarse para dormir, pero debes asegurarte de que los lentes que te hayan recetado sean de ese tipo.
  • Si usamos maquillaje, no debemos delinear muy cerca del borde interno del párpado inferior ya que el delineador puede tocar el lente o inclusive el delineado se meterá al mismo. De preferencia use maquillaje para personas con lentillas de contacto, es más seguro para no pescar infecciones oculares.
  • Asimismo, Perú 21 señala que debemos colocarnos los lentes de contacto antes de maquillarnos y retirarlos antes de desmaquillarnos.
  • Igualmente, es importante saber que si alguno de los lentes se cae, tras encontrarlo no podemos colocarlo en nuestro ojo de golpe, ya que primero deben ser desinfectados.
  • Además, si usar los lentes nos da una sensación de tener el ojo seco, debemos usar una solución recetada por el oculista para mejorar esa molestia (generalmente se da en personas que laboran en oficinas con aire acondicionado).

Finalmente, como se trata de nuestros ojos, es importante que de sentir cualquier tipo de malestar, nos saquemos los lentes y vayamos al médico ya que cualquier infección o irritación no curada a tiempo puede traer problemas de visión severos. No olvidemos que antes de usar los lentes también debemos pasar por la revisión de un oftalmólogo, quien nos dirá qué lentes son los adecuados para nuestro estilo de vida.