Y el Balón de Oro es para…

Hoy se sabrá, por fin, si Ribery, Messi o Cristiano Ronaldo es el rey del 2013

Y el Balón de Oro es para…
Cristiano Ronaldo, delantero portugués del Real Madrid
Foto: EFE

MADRID (EFE).— El líder del equipo más laureado del año, el francés Frank Ribery, el jugador más destacado del momento, el portugués Cristiano Ronaldo, y el calificado como mejor jugador del mundo, el argentino Leo Messi, aspiran al gran reconocimiento individual de cada temporada: el Balón de Oro.

La gala de hoy en Zúrich desvelará, por fin, el rey del futbol del 2013, si el mantenimiento en el trono de Leo Messi, ganador de las cuatro últimas ediciones, el regreso a la cima de Ronaldo, que lo logró en el 2008 o la coronación de Ribery.

La falta de un criterio claro anima cada año la pelea por este reconocimiento.

Cada año es más larga la carrera en la que intervienen futbolistas, aficionados y medios de comunicación.

Una lucha de intereses por asumir parte de la identificación de un reconocimiento del que intentan parecer al margen los propios protagonistas, a los que definitivamente el Balón de Oro engrandece su ego.

Un gran acontecimiento, como un Mundial o una Eurocopa, suele postular a los candidatos iniciales. Después, la carrera se acelera.

Durante meses y semanas los argumentos hacia unas partes y otras se multiplican según el interés.

Al final, el triunfo es de uno.

Pero otros muchos lo asumen también como parte de lo suyo.

Hay pros y contras para justificar o destruir los méritos de cualquiera de los tres aspirantes, de donde saldrá el rey del futbol mundial en la escena del Palacio de Congresos de Zúrich.

Ribery ganó todo con el Bayern Múnich en el 2013: Liga, Copa, Liga de Campeones, Supercopa europea y Mundial de Clubes.

Solo la Supercopa de Alemania se escapó de sus manos.

Un liderazgo que compartió con el que asume en su selección, con la que logró el pase para Brasil 2014.

Fue elegido el mejor jugador de la UEFA en Europa, por delante de Messi y Cristiano.

Messi cerró la temporada con el título de Liga y la coronación como máximo goleador de la temporada en España.

Igualmente, fue determinante para Argentina, a la que llevó al Mundial. Sin embargo, las lesiones han acosado al argentino, que apenas se dejó ver en la segunda parte del curso.

Los goles han devuelto a la cima a Cristiano Ronaldo, que se marchó de vacío de la temporada en cuanto a trofeos colectivos se refiere.

El segundo máximo anotador de la Liga Española, con 34 tantos, explotó en la segunda mitad del ejercicio.

Acudirá a la gala como el mejor artillero del año entrante tanto en la Liga como en la Liga de Campeones.

Pero sobre todo guió a Portugal hacia Brasil con una actuación descomunal.

Su brillo está aún fresco.

La FIFA permitió que los votantes —los capitanes y técnicos de las selecciones, así como un periodista de cada una de sus 209 federaciones — pudieran cambiar de preferencia y votar otra vez.

Tenían derecho a seleccionar a tres jugadores de una lista de 23 confeccionada por la FIFA y la revista France Football.

Tras todo esto, Zúrich será hoy un escaparate de estrellas del futbol mundial, pues se espera la presencia del brasileño Pelé, el alemán Franz Beckenbauer y el francés Zinedine Zidane, entre otras figuras, quienes verán de cerca al mejor jugador del mundo, que saldrá de entre la tripleta formada por Ronaldo, Ribery y Messi.