Claves para organizar una fiesta de disfraces infantil

Para su cumpleaños o alguna ocasión especial, consiente a tu pequeño con una fiesta inolvidable.

No esperes hasta Halloween para que tu hijo disfrute de un buen disfraz.
No esperes hasta Halloween para que tu hijo disfrute de un buen disfraz.
Foto: Shutterstock

Lo más importante a tener en cuenta es la previsibilidad y organización, por eso, es recomendable comenzar al menos con dos semanas de antelación. Además, si incluyes a tu hijo en el proceso compartirás una experiencia sumamente positiva y divertida, y le ayudarás a desarrollar una multiplicidad de capacidades.

¿Por qué hacer una fiesta de disfraces?

Al convertirse en ese personaje que tanto admiran, disfrazarse y participar en el proceso de organización ayuda a motivar el desarrollo cognitivo, motriz, expresivo y artístico de los niños.

Con sólo pensar y crear su propio disfraz, los pequeños aprenden a trabajar con objetivos, a seguir instrucciones y aumentar su capacidad de atención. Al realizar tareas manuales, trabajan en la coordinación entre sus manos y ojos, y aprenden a controlar su cuerpo, propiciando al desarrollo de movimientos finos.

Además, la representación de personajes potencian su capacidad de simbolización, ayuda a ejercitar su memoria al tratar de imitarlos e incentiva la comunicación con sus compañeros.

Planning de la fiesta

En primer término, pregunta a tu hijo en qué personaje le gustaría convertirse, para que a partir de ello puedas comenzar a diseñar las invitaciones, la decoración de la sala, del pastel y las bolsas de recuerdo. Trata de que hasta el más mínimo detalle vaya a tono con la temática para que todo se torne más mágico y real al mismo tiempo.

Otro punto a considerar es la cantidad de invitados, a partir de allí planificarás el menú, la cantidad de bebida, el tamaño del pastel y las bolsas de recuerdo.

Siempre debes considerar que algunos adultos también irán a la fiesta, pero ello no significa que tengas que planear dos tipos de comidas ya que seguramente los adultos estarán muy gustosos con el menú infantil. No obstante, procura tener algunas cervezas o refrescos en la nevera.

¡Que el presupuesto no te limite!

Muchas veces consideramos que la organización de una fiesta infantil puede suponer un gran presupuesto, pero no permitas que esto te limite ya que con creatividad y unos pocos materiales puedes lograr una excelente ambientación.

  • Diseña e imprime las invitaciones.
  • Con afiches y fibras elabora carteles, crea personajes y diseña las bolsas de recuerdos.
  • Busca elementos que tengas en tu hogar para crear los disfraces.
  • Prepara el pastel y la mayor parte del menú por tu propia cuenta.
  • Prepara juegos y actividades para no contratar la animación.

Para conocer más detalles y tips para organizar una fiesta de disfraces, en el blog Eventolink encontrarás un sinfín de opciones.