Cómo poner límites a nuestros hijos

Si tienes niños o adolescentes, estos consejos te ayudarán a lidiar mejor con ellos.

Cómo poner límites a nuestros hijos
Establecer límites en la familia es una práctica sana.
Foto: Flickr

La disciplina es una parte fundamental en la educación de nuestros hijos. Los niños tienen que aprender que su comportamiento, ya sea bueno o malo, tendrá consecuencias.

Este conocimiento les ayudará a vivir mejor en sociedad y obtener respeto, porque aprenderán el valor que tiene esta palabra. Las normas y los hábitos familiares claros sirven para que tanto niños como adolescentes se sientan más seguros.

  • 1) Conoce a tu hijo y aplica penitencias donde corresponda. Uno de los errores más frecuentes de muchos padres es confundir la causa del mal comportamiento y retar al niño en forma equivocada.
  • 2) Felicita a tu hijo si está haciendo lo correcto. Esta técnica es mejor que aplicar castigos o penitencias a la hora de educar a un niño
  • 3) Plantea normas familiares claras y haz que se cumplan de manera sistemática
  • 4) Desaprueba la conducta, dile no al pequeño. Indícale porqué su comportamiento es inadecuado con amor y sin desmerecerlo
  • 5) Premia a tu hijo por su buen comportamiento
  • 6) Ten paciencia en el proceso de aprendizaje de su conducta. Educar a los niños lleva tiempo, dedicación y no puedes pretender que siempre obedezcan.
    • 1) Explícale a tu hijo adolescente el motivo de las normas establecidas para el hogar y fuera de ella. Permítele opinar acerca de éstas y hazle partícipe en la toma de decisiones de sus propios límites. Esto le ayudará a comprender que es responsable y que está madurando.
    • 2) Sé flexible para ajustar las normas según su edad. Los límites necesarios para un adolescente de 13 años no son los mismos que para uno de 17 años. Toma en cuenta que tanto el control excesivo como la ausencia de control es perjudicial para ellos durante esta etapa.
    • 3) Mantén tus decisiones independientemente de tu estado anímico. No bajes la guardia si te sientes insegura o abrumada; la autoridad se consigue cumpliendo la palabra.
    • 4) Decide junto a tu pareja los límites a establecer y las sanciones ante su incumplimiento para tu hijo adolescente, como sugiere la especialista en Lenguaje y Aprendizaje, Natalia Calderón Astorga. Procura resolver las discrepancias de la pareja en privado.
    • 5) Si tu hijo está en falta, evita reaccionar de una manera demasiado emocional. Escucha sus justificaciones y aplica la sanción adecuada. Él o ella tiene la edad suficiente para entender que toda conducta trae consecuencias y la próxima vez, antes de cometer alguna falta, lo pensará mejor.

    Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Perhehuoneisto / Family room por Hotel Arthur, disponible bajo Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/hotelarthur/9314017006/