Volar, por las nubes

El precio promedio del boleto de avión en los EEUU volvió a subir en 2013

Volar, por las nubes
Un jet de American Airlines despega del Aeropuerto Internacional de Miami en foto de 2012. Según un análisis de The Associated Press, el precio promedio de un boleto de avión en los EEUU subió siete dólares en 2013, el cuarto año de aumento consecutivo.
Foto: AP

NUEVA YORK.— El precio de un pasaje por avión en Estados Unidos ha aumentado por cuarto año consecutivo.

El precio promedio de un pasaje ida y vuelta, con impuesto incluido, llegó a 363.42 dólares el año pasado, siete dólares más que el año previo, según un análisis realizado por The Associated Press a datos de millones de vuelos en el país.

El 2% del aumento en las tarifas supera el nivel de la inflación, que llegó al 1.5%.

Las tarifas de los vuelos han aumentado casi 12% desde su nivel más bajo durante la recesión de 2009, cuando hicieron un ajuste inflacionario, demuestra el análisis.

Los precios de los boletos han aumentado a la vez que las aerolíneas han eliminado rutas poco rentables, han aumentado el número de pasajeros en los aviones y se han fusionado, brindando menos opciones de vuelos a su clientela.

Actualmente, 84% de los asientos en sus aviones es ocupado con pasajeros que han comprado boletos, cuando en 2009 era 82%.

“Los que viajamos actualmente sabemos que esos vuelos están colmados”, dijo Chuck Thackston, director gerente de información y análisis de la firma Airlines Reporting Corp, que procesa las transacciones de compra de boletos para las aerolíneas y más de 9,400 agencias de viaje, entre ellas Expedia y Orbitz. “Solo por oferta y demanda esos precios subirán.”

Y nada de esto incluye los cargos extra por equipaje, más espacio entre asientos o inclusive la compra de una frazada, comida o un juego de audífonos.

El viajero típico paga un costo adicional de 50 dólares, en un viaje de ida y vuelta, por una sola pieza de equipaje.

Esos costos adicionales, que fueron agregados en el 2008 para compensar el aumento de los precios de combustible, ahora significan un ingreso de 3,400 millones de dólares al año para las aerolíneas en Estados Unidos y han contribuido a obtener consistentes ganancias anuales durante los últimos cuatro años.