Quiebra empresa tras contaminar agua en W. Virginia

La compañia Freedom Industries Inc. se declaró en quiebra una semana desués del derrame que contaminó el agua potable de miles de residentes de West Virginia

Trabajadores (i) inspeccionan una zona fuera de un muro de contención de los tanques de Freedom Industries desde donde se derramaron sustancias tóxicas en el río Elk, en Charleston, West Virginia.
Trabajadores (i) inspeccionan una zona fuera de un muro de contención de los tanques de Freedom Industries desde donde se derramaron sustancias tóxicas en el río Elk, en Charleston, West Virginia.
Foto: Archivo / AP

CHARLESTON, West Virginia.- La compañía culpable de un derrame de sustancias químicas que dejó a 300 mil residentes de West Virginia sin agua potable, se declaró en quiebra el viernes.

Freedom Industries Inc., que enfrenta al menos 31 demandas judiciales e investigaciones estatales y federales después del derrame ocurrido el pasado 9 de enero, presentó una petición para acogerse al Capítulo 11 en el Tribunal de Quiebras de EE.UU. en el Distrito Sur de Virginia Occidental.

El presidente de la compañía Gary Southern firmó la solicitud, que enumera tanto los activos y pasivos de la empresa entre $ 1 millón y $ 10 millones. Se dice que la empresa tiene al menos 200 acreedores y debe a sus 20 principales acreedores $3 millones 660,000.

Durante el procedimiento de quiebra se congelan las demandas en contra de Freedom Industries, dijo el abogado de Charleston Anthony Majestro, que representa a varias pequeñas empresas que demandaron a la compañía. Majestro dijo que sus clientes están sopesando la opción de solicitar al tribunal que continúe, con la esperanza de cobrar por los daños con el dinero de la póliza de seguro de Freedom Industries, pero esto depende del nivel de cobertura de la compañía, dijo Majestro.

El agua estaba contaminada después de que un químico que se utiliza para limpiar el carbón se filtró de un tanque de almacenamiento y luego una zona de confinamiento, en un establecimiento propiedad de Freedom Industries. El derrame corrío hacia el río Elk y contaminó el sistema de agua más grande del estado.

Después del derrame, residentes en un área de nueve condados alrededor de la capital de West Virginia recibieron advertencias de no utilizar el agua durante varios días. Algunas empresas y las escuelas tuvieron que cerrar. Las restricciones de agua ya se han levantado para la mayoría de los residentes.

Con información de AP