Más latinas pobres bajo la administración Obama

En cinco años de Gobierno, 1.9 millones cayeron por debajo del nivel de necesidad

Más latinas pobres bajo la administración Obama
Foto: La Opinión - / Aurelia Ventura

Lydia Ríos no cree pedir mucho cuando habla de un buen trabajo para ella. Uno que le permita tener un horario en que al menos comparta un poco de tiempo con sus dos hijos y que le de suficiente dinero para pagar las cuentas y otros gastos. “No creo que sea algo imposible”, dice.

Pero eso por ahora es un sueño. Actualmente Ríos no tiene trabajo y junto a su familia evita salir de su casa para no tentarse con alguna compra de más. Desde 2009 ha pasado por distintos empleos temporales y de tiempo completo, limpiando hoteles, empaquetando vinos y en cadenas de comida como McDonald’s.

“La mayoría de los trabajos me pagan 8 dólares y con dos hijos no me queda nada. Actualmente mi esposo nos mantiene, pero tenemos grandes limitaciones. Yo siento que mi situación está peor ahora si comparo con hace 4 ó 5 años”, confiesa.

Si se contrastan las últimas cifras disponibles en la Oficina del Censo respecto a la situación económica de las hispanas —que datan de 2012— con los números prevalecientes en 2008, la situación no ha mejorado.

En cinco años de gobierno del presidente Barack Obama 1.9 millones de latinas cayeron por debajo del nivel de pobreza en Estados Unidos, llegando a un total de 7.1 millones a nivel nacional.

Hace cinco años 5,263,000 millones vivían bajo el nivel de pobreza, es decir que ganaban menos de $11,490 al año.

En cuanto a empleo en 2008 había 593 mil hispanas sin trabajo, ahora hay 804 mil. Esto a pesar que el número de latinas encargadas de hogares ha crecido en 244 mil, en este mismo periodo.

Según economistas como Catherine Singley, del Consejo Nacional de la Raza, la responsabilidad es compartida. “Aunque la última recesión impactó la situación económica de las latinas, muchos de sus problemas actuales están relacionados con temas estructurales de largo plazo, como por ejemplo el congelamiento de sueldos bajos“.

“La mayoría de los trabajos que se han creado después de la recesión son los de menores ingresos y eso es un cambio respecto al pasado. El Congreso tiene gran responsabilidad, los recortes automáticos han sido un desastre para la comunidad hispana”, agregó.

Los empleos en que se concentran de preferencia las hispanas son servicios y ventas y eso no ha cambiado. Donde sí se han elevado los números es en las latinas con trabajos de medio tiempo. Ahí se ha registrado un aumento de al menos 526 mil, de acuerdo con el Censo.

El Centro Hispano Pew se ha enfocado en la percepción de los latinos respecto a su situación económica. El demógrafo Mark López, director del centro aseguró que esto ha mejorado un poco en los últimos años.

“Cuando comenzó la recesión la mayoría de los latinos percibían que su situación estaba peor que antes. Pero ahora un 25% dice que ha mejorado y 58% asegura que es la misma”, explicó de acuerdo a su última encuesta realizada en 2013.

La Administración ha enfatizado políticas como los cambios en las prácticas de préstamos hipotecarios, como un elemento que ha ayudado fuertemente a las familias hispanas, que fueron las más afectadas con la crisis inmobiliaria. Lo mismo con la reforma de salud, cuyo impacto se medirá este año.

Los cambios parecen estar teniendo resultados. De acuerdo a un nuevo reporte de la firma Zillow, encargado por National Urban League el valor de las casas en comunidades hispanas se ha incrementado un 15.3% durante los últimos dos años.

Pero aún queda mucho por delante. En el Capitolio siguen pendientes varias propuestas como el aumento del sueldo mínimo, que podrían repercutir severamente en la situación de millones de latinas en Estados Unidos.