Cómo pintar paredes: 10 errores comunes

Si piensas darle una "manita de gato" a tu casa, no olvides estos puntos importantes.

Cómo pintar paredes: 10 errores comunes
Pinta las paredes tú misma con ayuda de esta guía.
Foto: Flickr

Renovar la pintura de las paredes del hogar puede resultar una tarea muy fácil, no requiere de experiencia ni conocimientos específicos. Pero puede ocurrir que durante el desarrollo del trabajo te surjan algunas dudas por contratiempos o problemas puntuales, principalmente debidas a la falta de conocimiento o previsión.

Te contamos cuáles son los errores más comunes que suelen cometer los aficionados y te damos algunos consejos para evitarlos o solucionarlos.

Sobre los materiales

1. No contar con la pintura suficiente: siempre se producen desperdicios durante el trabajo, y un mal cálculo en la cantidad de pintura puede resultar un problema. Compra más cantidad de la que necesitas, porque te servirá para hacer arreglos posteriores.

2. Comprar pinceles y rodillos de mala calidad: al escoger materiales más baratos puede que luego termines gastando más pintura o no logres los resultados deseados. Invierte en calidad y durabilidad.

3. No prestar atención a las compatibilidades entre los productos: si los selladores, pinturas, lacas, barnices o imprimación son incompatibles, una o varias de las capas que coloques con estos productos puede acabar cuarteándose, y de este modo provocar hendiduras u otras irregularidades. Asesórate al respecto.

Preparación de las superficies

4. No limpiar las paredes: antes de empezar, lava todas las superficies con ayuda de una esponja y detergente suave.

5. No proteger el piso y otras superficies: para evitar salpicaduras cubre el piso con mantas o bolsas, resguarda los marcos y aberturas con cinta de enmascarar y quita las placas de luz.

6. Pintar en días húmedos: la humedad condiciona el proceso de secado, por lo que es preferible que escojas días secos. También, evita pintar en estaciones de frío para garantizar una correcta ventilación del ambiente.

Durante el proceso

7. No usar base: una primera capa de sellador ayuda a la adherencia de la pintura y a evitar que tengas que realizar varias capas para cubrir la superficie.

8. Introducir el pincel en la lata completamente: con sumergir dos tercios del pincel será suficiente y evitarás desperdiciar pintura.

9. No respetar el tiempo de secado: deja trascurrir al menos 24 horas entre capa y capa.

10. Retirar la cinta de enmascarar una vez seco: no esperes a que la pintura esté seca para quitarlas, ya que pueden despegar la pintura. Retíralas ni bien termines la última capa.

Para conservar lo que sobra, el blog PintaYa recomienda tapar bien la lata para evitar filtraciones de aire y ubicarla en un lugar cubierto y seco, en posición vertical y donde no se mueva con frecuencia. ¡No tengas miedo! Pintar paredes es más simple de lo que parece.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de painting the wall por malloreigh, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución No-Comercial en http://www.flickr.com/photos/malloreigh/7372880024/