Regios ante los chicos

Tigres y Rayados olvidan penas de la Liga MX con goleadas ante rivales menores en la Copa MX
Regios ante los chicos
Damián Álvarez (11) es felicitado por sus campañeros después de anotar el quinto gol ante San Luis.
Foto: MEXSPORT

MONTERREY, México.— Tigres tomó un respiro y se quitó algo de la presión que había en ellos al golear 6-1 al San Luis en la Copa MX para asegurar un punto extra en la serie ante los potosinos.

Los felinos, que mandaron a la cancha a varios elementos de los actuales titulares, reencontraron ese futbol de toque y efectivo que hace tiempo los caracterizaba, aunque haya sido ante un equipo del Ascenso.

Tigres llego a siete puntos para quedar en la cima del Grupo Dos, que además comparten con Puebla y Correcaminos.

El Estadio Universitario registró una entrada aproximada a los 30 mil aficionados, los cuales disfrutaron de una noche de buenos goles, especialmente uno de Alan Pulido que hizo estallar al público.

Y precisamente fue Pulido quien abrió la cuenta en el amanecer del partido, al minuto 4, al disparar de media vuelta y vencer a Jesús Gallardo. Dominando a placer, Tigres se fue encima y acorraló a un San Luis que ni las manos metía.

Después de varias llegadas de peligro, los felinos consiguieron la segunda anotación por conducto de Édgar Pacheco, quien solo en el área empujó un centro por izquierda de Damián Álvarez, quien fue una verdadera pesadilla para el equipo visitante.

El festín de goles siguió con un golazo de Pulido al minuto 29. E n la jugada, Lucas Lobos se abrió espacio por la izquierda y envió un centro a media altura a la llegada del atacante, quien entrando al área se acomodó y con derechazo prendió de aire el balón para el 3-0. Un golazo.

Para el complemento, Tigres no bajó el ritmo y el San Luis se desinfló aún más, cuando Rodrigo Vera fue expulsado al 54′.

Lobos hizo el 4-0 al minuto 63 tras recibir otro pase de Damián, quien mantuvo un buen nivel en el partido y se llevó los aplausos. San Luis no quiso irse en blanco y Abraham Stringel marcó el 1-4 en un tiro directo, venciendo al “Matute”, quien pudo hacer más.

Todavía Gerardo Lugo pudo hacer el quinto en un tiro directo, pero el balón fue bien atajado por el arquero visitante.

Sin embargo ahí estaba el “Enano” Álvarez quien sí definió de derecha el quinto al minuto 80, para redondear una noche donde fue de los mejores en la cancha. El próximo duelo de los felinos en la Copa MX será el martes 4 de febrero, cuando reciban a Correcaminos.

Tigres durmió empachado y alimentó su confianza de cara a recibir a Pumas en la Fecha 4 de la Liga MX, antes de encarar el Clásico Regio una jornada después.

Pues el Monterrey, con cuadro suplente, sigue dando de qué hablar… ¡pero para bien!

Ayer, los Rayados se fueron a meter a la cancha del Altamira y lo golearon 3-1 para llegar a siete puntos en el Grupo Uno y estar cada vez más cerca de la clasificación a la siguiente ronda de la Copa MX.

Luego de un período de turbulencia, con seguidores de Rayados que pedían a gritos su salida, tal parece que tiempo le está dando la razón a la directiva albiazul, que ha defendido el proceso del estratega José Guadalupe Cruz y la escuadra empieza a verse bien en Liga y Copa.

Rayados arrancó anoche con un equipo que combinó la juventud de elementos como Erickson Llanes, Leobardo Siqueiros, Luis López y Alejandro García, así como de experiencia en Leobardo López, Juan de Dios Ibarra, Omar Arellano y Wilson Morelo.

El trámite del duelo, que fue presenciado por tres mil aficionados, no fue sencillo, ya que el Altamira se paró bien en el campo, luchó en todo momento y por momentos se vio mejor que el Monterrey, pero al final la experiencia y contundencia del equipo de Primera División se impuso.

Un disparo de media vuelta de Morelo que salió apenas desviado, y un balón que no alcanzó a rematar Óscar Rojas en el área, por parte del Altamira, fue lo único vistoso de un aguerrido primer tiempo, pero el espectáculo vino en el complemento.

Apenas arrancada la segunda mitad, el Monterrey se fue arriba en el marcador, cuando Efraín Juárez recuperó un balón en la salida de los Estudiantes y con un potente derechazo fusiló al arquero local.

Pero Altamira pronto cambió el trámite del duelo y por unos minutos hizo sufrir al Monterrey.

Primero cuando Éder Cruz empató el juego al 67′, y posteriormente cuando el costarricense Óscar Rojas estrelló un balón en el larguero.

El “Profe” Cruz ajustó su plantel, sacó a Siqueiros y metió a Ricardo Osorio, para que la nave se enderezara.

Con un potente derechazo desde fuera del área, Marlon de Jesús hizo el segundo tanto de Rayados y Cándido Ramírez, en el ocaso del partido, cerró la cuenta al definir un bien elaborado contragolpe.

La victoria de Rayados, que terminó siendo aplaudido por el público local, hará que al equipo llegue la calma y la confianza que necesita.