Remesas con protección

Oficina federal regula principales empresas de envío de dinero del país
Remesas con protección
Varias ofertas de envío de remesas en un pequeño negocio de Los Ángeles. Aquellas compañías que procesen un millón de transferencias internacionales al año serán reguladas ahora por la CFPB.
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

NUEVA YORK.— La Oficina de Protección Financiera al Consumidor (CFPB por sus siglas en inglés) va a supervisar, por primera vez, que las firmas no bancarias que hacen remesas internacionales proporcionen una serie de derechos para sus usuarios que fueron aprobados el pasado mes de octubre. Esta Oficina ha propuesto una regulación con la que proveerse de autoridad y aplicar a estas firmas la misma vigilancia de la que ya son objeto tanto los grandes bancos como las credit unions.

De acuerdo con esta nueva regulación, cualquier proveedor no bancario que dé servicio a más de un millón de transferencias internacionales caerá bajo el radar del CFPB. Se calcula que sean unas 25 firmas en total.

Actualmente, estas entidades no bancarias transfieren unos 50 mil millones de dólares anuales procesados a través de 150 millones de transacciones individuales.

En EEUU, los inmigrantes son los que más usan los servicios de estas firmas para mandar dinero a sus países. Unos siete millones de hogares se sirven de estos servicios no bancarios de remesas.

La Oficina federal quiere cerciorarse con esta supervisión de que la información que los usuarios reciben con respecto a su transferencia es completa en cuanto a las tasas de cambio, comisiones, la cantidad de dinero que será enviada en el extranjero y el día en el que estará disponible para su receptor. Adicionalmente, los usuarios tienen derecho a la corrección de errores en un tiempo determinado y una opción de cancelación de la transferencia 30 minutos después de hacer el pago, tiempo en el que pueden recuperar el total de su dinero independientemente de la razón de la cancelación.