Dan esperanza al ‘Tigre’ Falcao

Operación de ligamento cruzado es un éxito; Radamel confía en recuperarse
Dan esperanza al ‘Tigre’ Falcao
Falcao platica con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y la esposa del mandatario, María Clemencia Rodríguez.
Foto: NOTIMEX

PORTO, Portugal (AP).— Radamel Falcao fue operado de la rodilla ayer y su médico dijo que tiene más del 50 por ciento de posibilidades de poder acudir al Mundial de Brasil.

El médico portugués José Carlos Noronha indicó que “hay una posibilidad” de que el artillero colombiano acuda al torneo en junio, luego de la cirugía para reparar la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda que se lesionó el miércoles en un partido con el Mónaco.

“Le he dicho a Falcao que la posibilidad de estar presente [en el Mundial] depende de muchas cosas: de la cirugía, de la fisioterapia y de él”, indicó el galeno luego de la intervención en el Hospital Trinidade, en el centro de Porto, donde se congregaron fanáticos para apoyar al futbolista, con camisetas de la selección de Colombia y del Porto, donde Falcao jugó entre 2009-11.

“La operación salió bien”, manifestó. “No es pequeña la luz al final del túnel”.

El médico dijo que el delantero de 27 años se encuentra “de buen humor” y “muy tranquilo”, al tiempo que ha manifestado su “gran deseo” de participar en la Copa del Mundo con la selección de Colombia.

Antes de la cirugía, el “Tigre” colgó en su cuenta de Twitter una foto con los cirujanos que lo iban a operar.

Después de la intervención, el oriundo de Santa Marta se reunió durante unos 15 minutos con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien hizo escala en Porto para visitarlo a su regreso de un viaje oficial a Suiza.

“Me alegra muchísimo la visita, el señor presidente Santos es el portavoz de 47 millones de colombianos que estuvieron orándole a Dios, intercediendo por la cirugía y por mi recuperación, y para mí es un envión anímico importantísimo”, expresó Falcao.

Noronha explicó que la cirugía incluyó injertar un tendón en la rodilla izquierda lesionada para reemplazar el ligamento roto. Indicó que la rapidez de la recuperación dependerá de la reacción del jugador a la cirugía y del tiempo de sanación del tendón.

Fue un buen indicio que bajara relativamente rápido la inflamación en la rodilla lastimada, lo que permitió operarlo tres días después de la lesión.