El clima de la Celac en Cuba

Fernández fue la primera en llegar; disidentes cubanos temen 'represión'
Sigue a La Opinión en Facebook
El clima de la Celac en Cuba
Inauguración de la Reunión de Coordinadores Nacionales de la II Cumbre Celac, ayer, en La Habana (Cuba).
Foto: EFE

LA HABANA, Cuba (Servicios de La Opinión).— Las reuniones previas a la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) arrancaron ayer en La Habana, donde ya se encuentra la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, que fue la primera jefe de Estado de la región en llegar a la isla para esa cita.

La cumbre de la Celac es el primer compromiso internacional en la agenda de Fernández desde que fue operada en octubre pasado de un hematoma craneal provocado por una caída que la obligó a guardar más de un mes de reposo estricto.

El evento ha elevado su perfil al confirmarse, además, la asistencia de dos destacados invitados internacionales: el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.

Por otra parte, disidentes cubanos afirmaron ayer que temen una “ola represiva” durante la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), que se celebrará en La Habana los días 28 y 29 de enero, y reportaron varios arrestos de corta duración en las últimas horas.

El portavoz de la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), Elizardo Sánchez, dijo ayer a Efe que han ocurrido al menos ocho detenciones, la mayoría temporales, siendo el caso más serio el del opositor José Daniel Ferrer, en “paradero desconocido” desde hace casi 24 horas.

El líder de la ilegal Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) y su esposa fueron detenidos presumiblemente en la tarde del pasado viernes tras realizar varias visitas a embajadas europeas en La Habana y desde entonces no se sabe de ellos, aseveró Sánchez.

Ferrer, ex preso del Grupo de los 75 y residente en la provincia este de Santiago de Cuba, viajó a la capital cubana con el fin de asistir a un foro sobre democracia que la disidencia espera celebrar el martes 28 de enero, en paralelo con el inicio de la cumbre presidencial de la Celac.

Sánchez, por su parte, indicó que los reportes de detenidos en las últimas horas incluyen a otros ex presos políticos del mismo colectivo, como Félix Navarro y Óscar Elías Biscet, este último ya en su casa.

Asimismo, consideró que el Gobierno intentará impedir cualquier pronunciamiento de la “sociedad civil emergente” cubana durante la cita regional “mediante una represión política pura y dura”.

“Inferimos que se irá agudizando en los próximos días según se acerque el martes”, agregó Sánchez.

Manuel Cuesta Morúa, líder del grupo disidente Arco Progresista que organiza el foro sobre democracia, explicó ayer a Efe que seguirán adelante con la idea de realizar el evento aunque “las perspectivas son difíciles” porque las autoridades “están presionando a todo el mundo”.

Tanto Morúa como Elizardo Sánchez denunciaron que varios disidentes y activistas han sido “visitados” por oficiales con “amenazas” para impedir que asistan a esa reunión.

Organizado también por el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal), el foro fue anunciado hace una semana con una lista de participantes que también incluye a la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, y a la bloguera Yoani Sánchez.