Obama anuncia lucha contra abuso sexual

Sigue a La Opinión en Facebook

Washington/EFE — El presidente Barack Obama aseguró ayer que luchará contra el abuso sexual en las universidades de la nación, donde una de cada cinco estudiantes es víctima de agresiones de este tipo, según datos revelados por la Casa Blanca.

“Estas cifras son totalmente inaceptables. (…) Vamos a seguir tomando medidas, como fortalecer la justicia penal, asistir a las víctimas, ayudar a las universidades en la prevención y reacción ante estos casos”, dijo Obama en su habitual discurso de los sábados.

El mandatario también destacó que se deben “cambiar las normas sociales de manera que todos los estadounidenses puedan sentirse seguros y protegidos”.

La Casa Blanca creará un grupo de trabajo para proteger a los estudiantes de las agresiones sexuales, después de revelar que la gran mayoría de los 22 millones de mujeres que han sido víctimas de abusos sexuales en EEUU conocía a su agresor y sólo el 12% denunció los hechos.

“La agresión sexual es una ofensa a nuestra decencia y humanidad. Nos afecta a todos, al afectar la seguridad de las personas que más nos importan: nuestras madres, nuestras esposas, nuestras hijas y nuestros hijos”, afirmó Obama, para destacar que con este tipo de agresiones “el país entero se queda atrás”.

El presidente subrayó asimismo su compromiso para combatir las agresiones sexuales en las Fuerzas Armadas, de manera que “ninguna persona que esté sirviendo a la nación sufra la injusticia de ser víctima de un abuso por parte de las personas en las que confía y junto a las que sirve en el Ejército”.

“Es una prioridad para mí, no sólo como presidente y comandante en jefe, sino también como esposo y padre de dos niñas extraordinarias”, subrayó.

Obama explicó que su deseo es que “todos los hombres jóvenes en Estados Unidos sepan que tienen que tratar bien a las mujeres, que los hombres de verdad no lastiman a las mujeres”.

“Aquellos que somos padres tenemos la obligación especial de asegurarnos de que todos los jóvenes entienden que ser un hombre significa reconocer la violencia de género y aborrecerla, y de que entienden que deben hacer lo que puedan para combatirla”, concluyó.