Pequeños futbolistas de la Liga Liberty destacan en LA

Cuatro niños de la Liga Liberty destacan dentro del fútbol local en Los Ángeles
Pequeños futbolistas de la Liga Liberty  destacan en LA
Los pequeños, pero talentosos jugadores de la Liga Liberty, viven el futbol apoyados por sus padres que los acompañan a sus juegos y entrenamientos.
Foto: Iliana Salguero-Especial para La Opinión

Son pequeños, pero se les vislumbra un gran futuro dentro del futbol.

Vestidos con los uniformes de sus equipos, Alex, Dominyck, Casandra y Michelle juegan divertidos a un lado de la cancha de la High School de Whittier, con sonrisas que denotan la emoción de poder tocar el balón.

Los niños llegaron acompañados de sus orgullosos padres, quienes hacen un espacio dentro de sus actividades diarias para llevar a sus hijos a los entrenamientos, pero sobre todo para que ellos se sientan apoyados en lo que algunos ya consideran el sueño de sus vidas.

Los cuatro participan en la Liga Liberty, que dirige Rafael Mendoza, y que él mismo considera de los más sobresalientes en la categoría infantil.

Y aunque a su corta edad lo ven como un juego para divertirse con sus amigos, para los padres involucrar a sus hijos en el deporte es la manera perfecta para mantenerlos activos, ocupados, enfocados en cosas buenas y una excelente forma de canalizar la energía de los niños.

Además, el fútbol fomenta la unidad familiar pues grandes y pequeños asisten a las prácticas y a los juegos.

Casandra Peñalosa es muy extrovertida y sonriente, tiene siete años, juega para Pico Revolution y asegura que lo más le gusta del futbol es “meter muchos goles”.

La niña es delantera y actualmente es líder de goleo con 46 tantos, en la División Ponys.

“Uno como padre se enorgullece de ella porque cada día está mejorando más”, dijo la mamá de Casandra, Zulema Peñalosa.

“Yo cuando sea grande quiero ser maestra”, comentó la pequeña, que también afirmó que de momento disfruta mucho jugar futbol.

Alex Gómez no solo conquista con su dulce sonrisa y tiernos ojos, que se iluminan aún más cuando se le menciona la palabra futbol.

“Me gusta mucho jugar futbol porque hago muchos goles” explicó Alex, agregando que la mayor cantidad de goles que ha logado anotar en una temporada son 74.

El pequeño ha estado ligado al deporte desde los dos años, actualmente tiene siete y juega para los F.C. Scorpions.

Alex le va a las Chivas y cuando sea grande quiere ser jugador de futbol y vestir los colores de la selección de los Estados Unidos.

Este aficionado rojiblanco también ha destacado como uno de los porteros menos vencidos en temporadas anteriores.

Dominyck Castilla tiene ocho años, lleva cuatro practicando futbol y pesar de su corta edad ya tiene muy claro su futuro.

“Quiero ser futbolista y jugar en el Barcelona”, aseguró el niño que también milita en el F.C Scorpions de la Liga Liberty.

Dominyck es delantero y su parte favorita al momento de jugar es anotar para que su equipo pueda ganar, aunque comentó que él entiende que si alguna vez pierden no pasa nada, porque todo es parte de un juego en el que él se divierte mucho.

“Desde chiquito le llamaba mucho la atención las pelotas, desde que empezó a caminar pateaba mucho las pelotas, así fue como decidimos meterlo a jugar”, aseguró Nuria Pérez, madre del pequeño.

Michelle Salazar es un poco tímida al momento de hablar, pero sus rivales aseguran que en la cancha muestra un talento admirable y un gran dominio con la pelota.

La pequeña, que participa en la categoría Sub-8 en el equipo Pumitas, es considerada una de las jugadoras más difíciles de marcar dentro de la cancha.

“Es una excelente jugadora, juega cara a cara con niñas y niños, es muy difícil pasarla porque juega muy bien”, comentó referente a Michelle, el entrenador de los Scorpions, Alex Gómez.

Los padres y entrenadores que acompañaron a los niños coinciden en que todos tienen la capacidad para dentro de unos años lograr cosas grandes dentro del medio futbolístico, sobre todo si lohacen de la manos del esfuerzo y la educación.