Quinto intento por prohibir bolsas plásticas en CA

Tres legisladores buscan vetar las bolsas plásticas no reusables en el Estado Dorado
Quinto intento por prohibir bolsas plásticas en CA
José Ruíz, un operarador de Command Packaging, sostiene en sus manos un poco de resina de plástico reciclado, que la planta convierte en nuevas bolsas del tipo reusable.

En medio del fuerte ruido de las máquinas de la planta Command Packaging de Vernon, tres senadores estatales anunciaron que revivirán una iniciativa para prohibir las bolsas de plástico en California, pero esta vez con incentivos a las industrias que produzcan las de tipo reusables.

“Agregamos a este proyecto de ley dos millones de dólares para apoyar a compañías que quieren convertir sus máquinas para producir bolsas reusables, y dar entrenamiento a sus empleados”, dijo el senador de Los Ángeles, Alex Padilla. “Estamos apoyándolas en la transición para que no pierdan empleos”.

Las bolsas reusables pueden usarse hasta que se rompen, un estimado de 125 veces. En la actualidad, sólo el 3% de las bolsas de plástico que se producen en el estado son reciclables. California gasta más de $25 millones al año en recolectar y enterrar el desperdicio de las bolsas de plástico.

Se trata del quinto esfuerzo legislativo para prohibir las bolsas plásticas, pero este tiene muchas probabilidades de ganar porque el rechazo de la poderosa industria del plástico se empieza a diluir. Al menos un miembro de esa industria, el principal enemigo de los cuatro fallidos intentos anteriores, se unió a la nueva propuesta legislativa.

“Con o sin dinero público, nosotros ya estamos produciendo bolsas de plástico que son reusables”, dijo Pete Grande, presidente de la fábrica de plásticos Command Packaging, con plantas en Vernon y Salinas.

La empresa de Grande está haciendo la transición para producir bolsas con plástico agrícola reciclable colectado en California que de otra manera terminaría en los basureros.

Pero Grande anticipó que el apoyo de la industria no será amplio mientras que no le quiten el título de “prohibición” al proyecto de ley.

“De lo que se trata no es dejar de producir bolsas de plástico sino de hacerlas reusables para proteger el medio ambiente y los empleos”, aclaró rodeado de decenas de trabajadores de su planta.

La industria de plásticos siempre se ha opuesto a su prohibición ya que asegura que se ponen en riesgo dos mil empleos en California. Esa fue la razón por la que los senadores Kevin de León de Los Ángeles y Ricardo Lara de Bell Gardens no apoyaron una medida similar el año pasado. Esta vez se unieron a Padilla como autores de la medida SB270.

“Hemos mejorado esta propuesta para proteger a los trabajadores de la industria del plástico que en su mayoría son latinos”, explicó Lara. “Las industrias estan dispuestas si les damos los recursos y esta medida cuida el medio ambiente, y proteje los trabajos de la industria manufacturera que está desapareciendo en el estado” .

De León observó por su parte que la nueva propuesta de ley es una ganancia para todos. “Para el medio ambiente, la manufactura y los empleos”, anotó.

La nueva medida tiene el apoyo del principal sindicato de la industria de los supermercados en California (United Food and Commercial Workers), que representa a más de 150 mil trabajadores.

Bajo la resucitada propuesta de ley, cada bolsa que ofrezca un negocio —ya sea de papel o de plástico— costaría por lo menos 10 centavos.

California sería el primer estado en aprobar una ley para prohibir las bolsas de plástico. Más de 90 ciudades y condados ha pasado medidas como esta prohibición. En julio, Los Ángeles se convirtió en la ciudad más grande del país en prohibir las bolsas, una medida que entró en efecto este mes.