Cuidar el peso con alimentos bajos en calorías

Los adultos mayores disponen de varias posibilidades para que alimentarse les resulte no sólo saludable, sino también apetitoso

Cuidar el peso con alimentos bajos en calorías
Una dieta balanceada es importante para la salud física.
Foto: Esta imagen es una obra derivada de Verduras asadas por El Agujero, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución "ShareAlike" No-Comercial en http://www.flickr.com/photos/elagujero / 7450132180/

En general, se cree que los productos bajos en calorías han sido creados para el cuidado del cuerpo de jóvenes y adolescentes. Sin embargo, gracias a ellos los adultos mayores disponen de varias posibilidades para que alimentarse les resulte no sólo saludable, sino también apetitoso.

De esta manera pueden seguir disfrutando del sabor de postres y comidas, sin poner en riesgo su salud. Asimismo, les permite participar de reuniones familiares o encuentros con amigos, sin que esto represente un peligro para su salud.

La proporción de las calorías está determinada por el tiempo y el trabajo que necesita el cuerpo para asimilar ese alimento y convertirlo en nutrientes. Así, un alimento con alto contenido calórico es aquel que hace que el organismo se desgaste, sin aportar nutrientes.

Es el caso típico de los alimentos grasos, que producen la acumulación de grasa en los tejidos y ocasionan el sobrepeso. Sin embargo, también están los bajos en calorías, que son de rápida absorción.

Los alimentos bajos en calorías incluyen principalmente las frutas y verduras. La zanahoria, remolacha, espinaca, apio, brócoli y calabaza encabezan la lista de alimentos bajos en calorías. Asimismo las ciruelas, arándanos, melón y duraznos son los frutos más recomendados. Las carnes magras, pescados, lácteos y los productos denominados “light”, cuya elaboración incluye elementos naturales bajos calorías, pueden reemplazar las grasas y azúcares de alimentos poco saludables.

Los adultos mayores deben tomar entre 5 y 6 comidas al día. Esto es importante para evitar que las mismas sean abundantes y para al mismo tiempo garantizar una nutrición adecuada.

Este tipo de alimentación requiere que tenga a su disposición una gran variedad de alimentos, lo que permitirá evitar consumir comidas rápidas o colaciones pobres en nutrientes. También debe prestar atención a la bebida: el alcohol y las bebidas gaseosas son las principales enemigas de las dietas bajas en calorías.

La ensalada César por ejemplo, aporta solo 62 calorías y es un alimento nutritivo para el almuerzo. También puede saborear un salteado de verduras en aceite de oliva. Una ración de 250 gramos de esta comida puede contener entre 40 y 60 calorías según los alimentos que utilice para elaborarlos.

Y si usted es un amante de comer carne, el pollo y el pescado son sus aliados: con un poco de azafrán y cocidos al vino le proporcionarán un plato exquisito que contiene sólo 70 calorías.