5 problemas de pareja comunes y cómo resolverlos

La convivencia diaria provoca que algunos pequeños detalles se vuelvan terribles problemas.
5 problemas de pareja comunes y cómo resolverlos
El dinero en la pareja es uno de los problemas más comunes.
Foto: Shutterstock

Conforme la relación de pareja va madurando, se presentan algunos problemas comunes que se deben superar para evitar frustraciones futuras. La mayoría de ellos tiene que ver con la convivencia diaria y son fáciles de solucionar, siempre y cuando ambas partes tengan el deseo de hacerlo y se establezcan claramente las reglas del juego.

Los 5 problemas más comunes en la pareja

1. Las tareas del hogar:

Aunque durante años la mayor carga en este aspecto es para las mujeres, ahora es común que ambas partes se dediquen al sustento de la casa y, por ende, que ambos deban cooperar equitativamente en las tareas del hogar. Evita conflictos haciendo una lista de las actividades comunes y repartan su realización equitativamente; también se debe tomar en cuenta que en caso de ser necesario, esta lista puede ser flexible.

2. Problemas financieros:

Compartir las responsabilidades de la economía de la economía del hogar entre dos es mucho más sencillo. Pero ¿qué pasa cuando alguno pierde el trabajo o decide cambiar su estilo de vida? “No sólo de amor vive el hombre”, ni la mujer: trabajar juntos para superar la crisis es la mejor solución. Ambos pueden contribuir al gasto o emprender un pequeño negocio casero.

3. La familia política:

Si la suegra te critica, la cuñada se mete en lo que no le importa o el primo ya te volvió a pedir dinero prestado, entonces la familia del otro se convierte en una piedra en el zapato. Establece límites y pide a tu pareja que te dé tu lugar. No permitas más intromisiones de las que puedas tolerar y, de nuevo, recuerda que la llave maestra de la felicidad en todas las relaciones humanas es la comunicación asertiva.

4. Siempre es lo mismo: la rutina

La monotonía de la vida cotidiana se puede llegar a apoderar de una relación cuando ya se ha superado la etapa del enamoramiento. Evita que esto suceda haciendo nuevos planes y conociendo lugares, personas, espacios o hasta programas diferentes. Dense tiempo personal para nutrir la relación con experiencias y permitan que el otro crezca.

5. La vida sexual:

Como menciona la bloguera Veronique de Miguel, se pueden presentar problemas físicos o emocionales y se debe tener la confianza para comunicarlo a nuestra pareja. Si el estrés, el cansancio o alguna enfermedad comienzan a afectar tu vida sexual, pueden llegar a una solución juntos y es mucho mejor que guardar el secreto mientras el otro tiene que adivinar lo que está pasando.