Anuncian la captura de un líder templario

'El Tío' es acusado de ser uno de los cinco mandos del grupo
Anuncian la captura de un líder templario
Dionisio Loya Plancarte, alias 'El Tío'.
Foto: Agencia Reforma

MÉXICO.— La última vez que se vio en libertad a Dionisio Loya Plancarte “El Tío” estaba soberbio. “Te reto a un duelo a muerte”, dijo el líder de los Caballeros Templarios en un vídeo que difundió por la red social YouTube a Hipólito Mora, el organizador de las Autodefensas en Michoacán que empujaron su captura.

De esa altanería hace meses, cuando la organización criminal ofreció el duelo o pactar con los grupos de autodefensa (a los que acusó de ser cómplices del cártel Jalisco Nueva Generación) mucho antes de la expansión de los civiles armados por la entidad hasta que las autoridades informaron de su detención esta tarde.

El hombre por quien el Gobierno ofrecía alrededor de 2.5 millones de dólares declara desde ayer su versión ante el ministerio público, lejos del control de los territorios que dominaba en el occidente del país donde se paseaba con su sombrero café de ala corta y paliacate rojo al cuello.

“El Tío” es acusado formalmente de delincuencia organizada, delitos contra la salud y operaciones con recursos de procedencia ilícita igual que cuatro secuaces aún prófugos: Servando Gómez “La Tuta”; Enrique Plancarte Solís, Samer José Servín Juárez y Pablo Magaña Serrato.

Todos verdugos o cómplices de pobladores, empresas y gobernantes en la región donde impusieron reglas de extorsión más eficientes que el fisco, secuestros, tráfico de droga y asesinatos con una vasta red de complicidades.

En una conversación atribuida a Gómez y Loya que se hizo pública en 2010, “El Tío” aparentemente se queja con “La Tuta” por la participación del entonces gobernador Leonel Godoy en una reunión de seguridad con autoridades federales. “Él como autoridad se tiene que arrimar, tío”, explica la voz de Servando Gómez. “Ni modo que no se arrime, se supone que es la autoridad estatal”.

Las autodefensas civiles en Michoacán advirtieron que no dejarán las armas hasta ver en prisión a los líderes de los Caballeros Templarios