Mejora la alfombra roja del Grammy

Los atuendos de los Premios Grammy dieron un giro positivo en el desfile de la alfombra roja este año al ser mejores que años anteriores.
Mejora la alfombra roja del Grammy
Foto: AP

Conocidos por sus peculiares invitados, los Premios Grammy de este año mostraron una visible mejoría en la alfombra roja afuera del angelino Staples Center.

La que literalmente se vistió como el evento fue Katy Perry con un vestido de Gucci, blanco y transparente con estampados de notas musicales negras.

Otras acertadas fueron Taylor Swift con un vestido entallado plateado de Gucci; Cira y Rita Ora de dorado, con la primera mostrando su avanzado embarazo y la segunda con uno y cabello en ondas estilo retro así como ocho vistosos anillos.

P!nk dejó su nombre a un lado y eligió un vestido strapless rojo de Johanna Johnson y su cabello rubio siguió su estilo punk, mientras que Cyndi Lauper desfiló su melena rosa fuscia con un vestido negro corto con exageradas mangas de Alexander McQueen convirtiéndola en una de las peores vestidas de la noche.

Paris Hilton sorprendió con un vestido blanco largo y ceñido que daba la ilusión de grandes transparencias en la parte de la espalda.

Varios de los hombres eligieron el negro para todo su atuendo como los roqueros Ozzy Osbourne y Black Sabbath, Ringo Starr, Marc Anthony con todo y lentes de sol y el cantante Miguel.

En pareja llegaron Madonna y su hijo David vestidos ambos de trajes masculinos de Ralph Lauren con sombrero incluidos y hasta grills, o frenos usado por los raperos de la chica material; de blanco y negro, Robin Thicke con un traje de terciopelo de Giorgio Armani y Paula Patton con un vestido con leones estampados en el cuello; así como Gloria Estefan en un vestido rojo y su esposo y productor Emilio Estefan con un traje negro pero sin corbata, y Jamie Foxx de traje azul rey acompañado por su hija de 19 años.

Los extravagantes fueron los integrantes del grupo 30 Seconds to Mars con looks diferentes pero de mal gusto, el payaso de Slipknot y Pharrell Williams, que parecía que iba a un centro comercial y no al máximo evento musical del año, con jeans y horroroso sombrero café.

?>