‘La Santa Cecilia’ no olvida la lucha migratoria

El cuarteto de latinos obtuvo el domingo el premio Grammy al Mejor Álbum de Rock Alternativo Latino.
‘La Santa Cecilia’ no olvida la lucha migratoria
Miguel Ramírez, Marisol Hernández, Alex Bendaña y José Carlos celebran su triunfo en los premios Grammy.
Foto: AP

La banda sonora que relata los sueños y el padecer de los inmigrantes indocumentados ya tiene un premio Grammy, gracias al arte musical del grupo angelino La Santa Cecilia.

Sus cuatro integrantes, Marisol Hernández, José Carlos, Alex Bendaña y Miguel Ramírez, no olvidaron durante la noche de la premiación que ellos mismos y sus familias son parte de esas historias.

“Estamos orgullosos de ser hijos de padres inmigrantes y dedicamos este premio a las más de 11 millones de personas que sufren y trabajan duro en este país“, fue el discurso que dio la vocalista del grupo, Marisol, al momento de recibir el codiciado galardón.

Para nosotros ha sido muy importante poder contar nuestra historia, poder llevar en alto lo que es la gente inmigrante“, dijo la cantante, hija de inmigrantes mexicanos.

“Venimos de padres inmigrantes o algunos venimos desde chicos a este país. Siempre es algo que nos gusta celebrar y que se sepa”, resaltó la joven artista, quien desde muy chica cantaba a los turistas que visitaban la Placita Olvera, mientras acompañaba a su padre, quien atendía una de las tiendas de la plaza.

Ayer en ese mismo lugar, los vendedores salían a su paso a saludarla y felicitarla por su mencionado logró con La Santa Cecilia. “No te vayas a olvidar de nosotros”, le gritaban algunos a la que con cariño llaman “La Marisoul”.

Luego de siete años de arduo trabajo en el negocio de la música, el cuarteto de jóvenes latinos se alzó el domingo con el premio Grammy al Mejor Álbum de Rock Alternativo Latino por su disco ‘30 Días‘.

Con ello han alcanzado una de las posiciones más anheladas en el mundo musical, pero para ellos el triunfo será completo cuando además de su éxito profesional puedan celebrar la aprobación de una reforma migratoria.

El acordeonista del grupo, José Carlos, sabe en carne propia la importancia de la reforma, ya que el mismo sigue en la espera de poder obtener “sus papeles”, ya que llegó a este país a la edad de 6 años, junto a sus padres quienes emigraron de Oaxaca, México.

“A pesar de todos los obstáculos que nos avientan por no tener papeles en este país, creo que hemos demostrado que sí se puede”, afirmó. “El cambio empieza con nosotros pero hay que exigir el cambio, por nuestras familias”.

Para Miguel Ramírez, el percusionista de la banda, el haber podido hablar de esta situación en el escenario del Grammy “americano” fue muy importante porque se abrió la puerta para discutir un tema político enfrente de ciudadanos de este país.

“Creo que los músicos tenemos a través del arte el poder de inspirar y contar las cosas que pasan en nuestras comunidades y creímos que era importante dedicárselo a los inmigrantes. Sobre todo ahora en este momento de espera, para tener el tema presente”, sostuvo Marisol.

Casi entre lágrimas, la joven artista recordó los esfuerzos de su madre, una inmigrante mexicana, por sacarla adelante. “Llegó cruzando sin una visa, la detuvieron dos o tres veces y no se dio por vencida hasta llegar acá. Como trabajadora doméstica luchó mucho para sacarme adelante. Ayer me dijo que ella siempre quiso ser cantante y que yo estaba cumpliendo su sueño”, compartió Marisol.

Las mujeres inmigrantes son mi inspiración“, aseguró.