Se estancan las negociaciones

Funcionarios sirios aseguran que buscarán un acuerdo por la paz

El ministro sirio de Información, Omran al Zubi, ofrece una rueda de prensa en la sede de las Naciones Unidas.
El ministro sirio de Información, Omran al Zubi, ofrece una rueda de prensa en la sede de las Naciones Unidas.
Foto: EFE

GINEBRA (EFE).— Las negociaciones de paz para Siria tropezaron ayer con la primera piedra al entrar a discutir cuestiones políticas, cuando el Gobierno presentó una “lista de principios” para guiar las conversaciones que provocó el enojo de la oposición, que lo considera un intento de imponer su criterio.

La delegación opositora arremetió duramente contra los representantes del régimen, a los que acusa de querer desviar el proceso de paz de su propósito principal, ya que el documento elude mención alguna a una transición política en el país.

Los representantes de Gobierno y oposición se veían de nuevo las caras en una reunión que traía como novedad que cada parte leería una declaración formal frente a la otra, ya que hasta ahora sólo cruzaban palabra a través del mediador Lajdar Brahimi.

Brahimi se vio obligado a suspender esta sesión cuando aún no había llegado a una hora de duración ante el clima de confrontación que se respiraba en la sala, y se volvió a ver con las partes ya por separado en la tarde.

El documento elaborado por el régimen hace hincapié en el respeto a la soberanía e integridad territorial de Siria y en recuperar lo que llaman “territorios usurpados”, pero omite el traspaso del poder a un órgano de gobierno interino que lleve al país a una transición democrática, que es la principal aspiración de la oposición.

Sí alude a la necesidad de combatir el terrorismo — algo clave —y rechaza cualquier injerencia extranjera en el futuro de Siria.