Se oponen a aumento en tarifa en Metro de Los Ángeles

Pasajeros y activistas no están de acuerdo con la propuesta de Metro para incrementar su tarifa

Chely Barboza (derecha) habla con los pasajeros sobre el aumento de la tarifa del Metro.
Chely Barboza (derecha) habla con los pasajeros sobre el aumento de la tarifa del Metro.
Foto: Ciro César / La Opinión -

“Buenas tardes señores pasajeros, queremos hablarles del aumento de tarifas de Metro”, se presentó esta tarde Felipe Villarreal, Organizador del Sindicato de pasajeros, al subir al autobús 720.

Día tras día, Villarreal, Chely Barboza y Channing Martínez viajan en autobuses del Metro para informarles a los pasajeros del aumento propuesto por la agencia de transporte.

Metro ha presentado dos opciones de aumento de tarifas. Una de las opciones contempla aumentos en los próximos siete años, por los cuales la tarifa base de $1.50 eventualmente aumentaría a $2.25. La segunda opción contempla diferentes precios basados en horas pico y horas de menos tráfico, hasta llegar a $3.25 durante las horas de más demanda. El pase mensual de $75, se consolidaría con el precio del pase EZ y al cabo de 7 años, costaría $135.

“En mi opinión es mucho lo que quieren cobrar”, dijo Irma Hernández, quien viajaba en la línea 720. “Y para colmo, algunos choferes son bien groseros con nosotros. Tratan muy mal a los pasajeros”, agregó

“Todo está caro, pero los sueldos siguen muy bajos”, agregó la pasajera Martha Alvarado.

Según información del vocero de Metro, José Ubaldo, el aumento ayudaría a evitar un posible déficit de presupuesto en 2016. La agencia estimó que en dos años podría alcanzar un déficit de $36.8 millones de dólares.

Rosa Miranda, organizadora del Centro de estrategia laboral comunitario y del Sindicato de pasajeros dijo que con los aumentos estaban ahuyentando a los pasajeros de autobuses.

“Hay que ponerle un alto a estos aumentos. Están debatiendo cómo gastar el dinero para hacer una extensión al aeropuerto.

Pero la clase trabajadora no va al aeropuerto, necesita los autobuses para poder ir a trabajar”, indicó.

Miranda explicó que el sindicato estaba pidiendo que Metro instale 5,000 autobuses de emisión cero, para proteger al medio ambiente, con servicio de 24 horas, 7 días por semana. Entre los pedidos también figura un pase estudiantil gratis y una moratoria en la construcción del tren ligero, entre otras cosas.

“Luchamos por justicia social porque consideramos que el transporte público es un derecho humano. Las acciones de Metro sólo benefician a inversionistas y corporaciones”, opinó Miranda.

Ubaldo informó que la agencia tendrá una audiencia para el público el sábado 29 de marzo a las 9:00 a.m. en sus oficinas centrales de One Gateway Plaza, en el centro de Los Ángeles. En dicha audiencia, el público podrá dar su opinión sobre las dos opciones de aumento de tarifas. Ambas opciones permitirían que los pasajeros puedan viajar en distintos autobuses o trenes durante 90 minutos, sin tener que pagar transferencia.

“Es importante que el 29 de marzo los pasajeros hagamos un acto de presencia masiva y demos nuestro testimonio”, indicó Miranda. “El transporte público se está convirtiendo en un lujo de primera clase, pero esperar un autobús por una o dos horas, no lo es”, agregó. El Sindicato de pasajeros tendrá una reunión para el público el próximo 15 de febrero, a las 10:00 a.m. Para más información puede llamar al 213-387-2800.

La Junta de Directores de Metro considerará la restructuración de tarifas en su reunión del 22 de mayo de este año.

Aquellos interesados en hacer llegar sus comentarios a MTA pueden enviar un correo a publichearing@metro.net.