7 razones para leer cuentos a los niños

Además de ser un excelente momento para convivir, compartir historias con los niños les ayuda a diferenciar entre lo bueno y lo malo.
7 razones para leer cuentos a los niños

Si a un pequeño le gusta una historia, es imposible contar el número de ocasiones que puede pedir se la lean. Según el relato en cuestión, es como si hubiera quedado hechizado por la gracia de Caperucita Roja, atraído por la curiosidad de Hansel y Gretel o sencillamente, hubiera quedado fascinado por los 7 enanitos que viven con Blancanieves.

Sin importar cuál sea el cuento predilecto del crío, gozar de él convierte a su imaginación en un papalote que lo lleva a conocer y viajar sin restricción alguna.

Neva Milicic, autora del libro A ser feliz también se aprende, de Editorial Grijalbo, explica que escuchar y contar vivencias es parte de la historia de la humanidad y a través de ello se abren horizontes, se entregan valores y se construyen vínculos. Y destaca que los cuentos narrados o leídos constituyen una oportunidad inigualable para que los niños puedan acercarse al mundo de las emociones, que de otra manera, no podrían tener.

Además, agrega que cuando alguno de los padres se acerca a su hijo y le pregunta ” ¿quieres que te lea un cuento? “, produce en el pequeño una reacción emocional muy grata: “Por una parte, siente que sus padres se preocupan por él y por otra, le crea una enorme expectativa con relación a lo que le va a ser narrado”.

Por si faltara alguna razón más para realizar esta actividad de modo frecuente, la autora comparte algunos otros beneficios:

  • 1. Da al pequeño la posibilidad de generar empatía con las vivencias de los personajes, así como desarrollar sus emociones a partir del relato.
  • 2. Por la forma en la que están organizados los personajes y el argumento, para el chico es fácil reconocer y diferenciar el tipo de acciones entre las positivas y negativas.
  • 3. Si los padres son asertivos en la selección del relato, el crío podrá aprender a través de las acciones de los personajes distintos modos de resolver una situación.
  • 4. Un niño que ha disfrutado de la lectura de cuentos, estará más motivado para aprender a leer y si ya lo sabe, a hacerlo de forma cotidiana.
  • 5. Se ampliará su vocabulario , lo que se traduce en que tendrá más facilidad de comprensión de lo leído y tendrá interés por aprender cosas nuevas, así como preguntar por el significado de las palabras.
  • 6. Abre la oportunidad de platicar con el chico sobre la reflexión que la historia permite realizar, así como detectar las emociones que en él se despertaron.
  • 7. Estimula su imaginación y por medio de ella puede vivir distintos personajes.
“La diferencia aun escasa entre la fantasía y realidad , hace que el niño viva los cuentos con una intensidad afectiva diferente a los adultos. Se asusta, se alegra y se entristece con los personajes, identificándose plenamente con ellos”, finaliza Neva Milicic.

Cada mamá y papá guarda alguna historia como la más querida de la infancia y seguramente sea esa, una de las primeras que haga que su pequeño conozca . Gracias a ese momento no sólo disfrutarán de las delicias de la ficción, también del recuerdo y abra el espacio para que el chico conozca más acerca de sus papás, los imagine de pequeños y el círculo virtuoso de compartir, se logre.

Para leer en familia:

  • El Botiquín de los Cuentos, Stephanie Zu Guttenberg, Silke Fisher y Bernard Philip, Editorial Urano.
  • Breves historias para dormir: Cuentos, fábulas y leyendas, Susana Andrés, Editorial Pirueta.
Colaboración de Fundación Teletón México”El compromiso es una decisión, no un acto obligado”Bojorge@teleton.org.mx