Anticoncepción después de los 40

Si no deseas tener hijos, es recomendable que utilices un método anticonceptivo seguro, confiable y que se ajuste a tus necesidades.
Anticoncepción después de los 40

Conoce tu cuerpo y elige el mejor método anticonceptivo.

A partir del umbral de los 40 es posible que sigas ovulando incluso si tus ciclos son irregulares. Si no deseas tener hijos, hay alternativas de las que puedes disponer para evitar quedar embarazada. Antes de que optes por alguna, debes informarte al respecto, para que puedas elegir la que más te convenga.

La importancia de la anticoncepción a partir de los 40

El embarazo a esta edad suele acompañarse de problemas debido a los cambios tanto físicos como hormonales que experimenta tu cuerpo. Si no deseas tener hijos, es recomendable que utilices un método anticonceptivo seguro, confiable y que se ajuste a tus necesidades. Si bien es claro que a esta edad disminuye la fertilidad considerablemente, recuerda que no estás exenta de riesgos.

Ovulación entre los 40-55 años

La mayoría de las mujeres de entre 40 y 55 años que tienen ciclos regulares ovulan, y dicha ovulación puede extenderse hasta la menopausia . Por este motivo, debes continuar utilizando algún método anticonceptivo hasta un año después de transcurrida la última menstruación.

Los cambios en el patrón menstrual pueden indicar que algunos ciclos no son ovulatorios. Pero aunque ovules con menos frecuencia, a esta edad el riesgo de quedar embarazada todavía existe, especialmente si no usas ningún método anticonceptivo. Anualmente el 10% de embarazos ocurre en mujeres de entre 40 a 44 años, y hasta el 3% entre mujeres de entre 45 a 49 años.

Pasado los 40 años, algunas mujeres pueden empezar a experimentar irregularidades en su ciclo menstrual: sofocos o sudoraciones, intensos cambios de humor o disminución en la lubricación vaginal. Todas estos síntomas se producen a raíz de los cambios hormonales que empiezan a suceder en tu cuerpo.

Hoy en día, afortunadamente existen métodos anticonceptivos hormonales como la pastilla o el parche, que además de prevenir un embarazo no deseado, te ayudarán a sobrellevar estos síntomas. Para elegir el que más te convenga, es necesario que busques asesoramiento médico .

Contraindicaciones

A la hora de elegir un método anticonceptivo toma en cuenta algunos consejos de la Dra. Susana Pilnik : si fumas y tienes más de 35 años, no puedes usar anticonceptivos hormonales ya que el riesgo de padecer un infarto o un accidente cerebrovascular es mayor.

Asimismo, si tienes familiares con hipertensión arterial o sufres de problemas del corazón, alteraciones de la presión arterial o de mala circulación es mejor optar por un método anticonceptivo no hormonal. Si padeces migraña, tampoco debes usarlos debido al riesgo de que éstas se hagan más intensas.