Arregla tus uñas según tus manos

Dale la forma ideal a tus uñas de acuerdo con el tamaño de tus dedos. Lucirás unas manos increíbles.
Arregla tus uñas según tus manos
Para una buena manicura, considera siempre la forma de tus manos.

Al igual que la cara, las manos son nuestra carta de presentación ante los demás, por lo que esta zona de nuestro cuerpo se merece una serie de atenciones que comienzan por la hidratación diaria con una crema especialmente indicada para ellas y que contenga filtros de protección solar.

Entre sus cuidados también se incluyen a las uñas . Si las muerdes o las tienes estropeadas, no valdrá de nada que apliques crema todos los días; necesitarás incidir también en ellas . Para saber arreglarlas, presta un poco de atención a la forma de tus manos; te darán la pista de cómo llevarlas.

Dedos cortos, uñas ovaladas

Si tus dedos son cortos, límalas ovaladas.

A la hora de hacerte la manicura , ve dándole forma a tus uñas según el tipo de dedos que tengas. Así, por ejemplo, si tus dedos son cortos, lo mejor es que limes tus uñas de forma ovalada . De este modo, el efecto visual hará que parezcan más alargados. Lo mejor es que no las lleves demasiado largas: podrían verse desproporcionadas en la mano y perder ese equilibrio que buscamos.

Si por lo contrario, tienes las típicas manos de pianista (dedos largos y finos), corta las uñas con una forma más bien cuadrada o rectangular y con una medida que no sobrepase demasiado la yema de los dedos. Esto conseguirá que visualmente los demás vean unas uñas cuidadas y bonitas. Si tus manos y tus dedos son gorditos, debes hacer lo mismo que con los dedos cortos, buscar siempre las formas ovaladas y de tamaño intermedio. Olvida la manicura francesa, porque ensancha visualmente los dedos.

No dejes que tus uñas se estropeen

Usa productos cosméticos también para tus uñas. Shutterstock

Algo importante que debes tener en cuenta en todo momento es no dejar que tus uñas sufran. Es imprescindible llevar una alimentación saludable, no abusar de esmaltes de mala calidad y emplear un endurecedor de vez en cuando, alternándolo con tu pintaúñas habitual, pero sin abusar demasiado para no endurecerlas y evitar que se rompan con facilidad. Por otro lado, cuando vayas a realizar tareas domésticas , intenta usar guantes de goma para, no sólo proteger tus uñas, también tus manos.

La bloguera Evelyn Jaime te anima a que crees tu propia crema para uñas cien por cien natural. Necesitarás la mitad de una papa, 2 hojas de col y 2 o 3 cucharadas de harina de avena. Mézclalo todo y aplícatelo varias veces si es necesario. Lograrás unas bonitas uñas.