Claves para vivir bien con más de 40

Cuando llegas o superas los 40, mantenerte alegre y saludable te ayudará a establecer relaciones sanas, especialmente contigo misma.
Claves para vivir bien con más de 40
Llegar a los 40 es una gran oportunidad para disfrutar la madurez.

Sensualidad, belleza y vitalidad son los valores que venden publicaciones y pantallas, y se proponen como un objetivo a alcanzar. Hoy en día ser bella y joven es la consigna del éxito e indudablemente, la clave de la felicidad. Por lo tanto, tener más de 40 y ser capaz de poder disfrutar por completo de esa edad puede parecer un tanto imposible. Sin embargo, hay muchísimas herramientas para transitarla en plenitud y bienestar.

Características de esta cuarta etapa

Es una gran etapa.

A los 40 años se está en una etapa de desarrollo personal y al llegar a los 50 años se disfrutan todos los logros alcanzados, al mismo tiempo que se generan proyectos profesionales y personales nuevos.

En la cuarta década las mujeres se preparan para la menopausia y eso influye en el cuerpo y en la psiquis. Pueden sentir que no son jóvenes pero tampoco demasiado adultas, sino que más bien se encuentran en un lugar intermedio, como cuando se encontraban en la adolescencia.

Todo se transforma

Todo cambia, así que debes mantenerte en forma. Shutterstock

Si tienes más de 40, verás cambios en tu cuerpo y en todo tu organismo, los cuales seguramente pueden causarte preocupación. Para esto existe una medicina denominada “regenerativa” o “antiaging”, la cual te propone mejorar tu calidad de vida .

Los tres pilares de la medicina regenerativa son la actividad física, la nutrición y el control del estrés . Cuando se habla de nutrición, no solamente se habla de macro nutrientes en las dietas, sino también de oligoelementos, micro nutrientes y otro tipo de sustancias que pueden integrarse al organismo. El segundo pilar es la actividad psicofísica, reglada, progresiva y supervisada, mientras que el tercero controla el estrés .

¿Segunda adolescencia?

Como una segunda adolescencia. Shutterstock

En la cuarta década aparece una revolución hormonal, rebeldía, replanteos existenciales, reordenamientos y balances, inseguridades y muchas dudas. La bloguera Paola Aguilar asegura que a los 40 la mujer vive por segunda vez la adolescencia , ya que se siente más libre y positiva , por lo que se da todos los gustos y lo pasa bien; con más derechos para reclamar y protestar y con mucha más firmeza para comenzar de nuevo.

Después de los 40, los estrógenos comienzan a replegarse, por lo que sentirás calores, enrojecimiento cutáneo y tal vez mal humor. No obstante, el espíritu de juventud no se rinde, por lo que antes de que te deprimas y angusties por los desajustes hormonales, aprovecha esta energía desconocida y renueva los bríos adolescentes con el fín de encarar hábitos nuevos, trabajo, cambios de pareja y estudio.