Cómo tener una casa a prueba de alergias

Cuida tu casa de la humedad, los hongos, el moho y el polvo para cuidar también la salud de tu familia.
Cómo tener una casa a prueba de alergias

Aunque no se vean, las personas tienen contacto con muchos elementos e insectos que disparan los síntomas de la alergia en el hogar , como pueden ser ácaros del polvo, pelos de mascotas, moho y polvo común. Para evitarlos, sea cual sea el agente alergénico que dispara esta condición, es fundamental una limpieza adecuada del hogar; pero debes tener ciertos cuidados.

El lugar donde dormimos

Las habitaciones de los chicos y donde descansas son los lugares que acumulan más cantidad de agentes alergénicos , y pueden provocar los síntomas de las alergias durante la noche.

En lo posible, ventila adecuadamente el dormitorio 15 minutos por día, si el tiempo acompaña. En el caso de que sea época de polen, en otoño y primavera especialmente utiliza el aire acondicionado con filtros de aire .

Evita el uso de alfombra , y para no levantar polvo al limpiar los pisos, usa trapos húmedos. En el caso de que quieras igualmente usar alfombra, trata de que sea de pelo corto y ten la precaución de pasar la aspiradora dos veces por semana.

Los ácaros del polvo se alojan en las sábanas , por lo que debes lavarlas una vez por semana con agua caliente. Asimismo, limpia regularmente las mantas. Evita tener pequeños objetos y peluches sobre los muebles que acumulen polvo. Recuerda limpiar el mobiliario con productos de limpieza adecuados y franela.

Evita la humedad

En la cocina y en el baño se acumula humedad, lo que los hace lugares propicios para la proliferación del moho. Mantén limpio el refrigerador y despejado de alimentos vencidos o en mal estado. Lava los platos inmediatamente después de usarlos, y mantén el lavaplatos sin restos de comida.

Evita los empapelados en los baños . En lo posible utiliza cerámicas o pintura antihongo. Tanto en la cocina como en el baño instala un ventilador extractor, porque por más que tengas rendijas de ventilación, no toda la humedad sale por ellas. Es primordial limpiar todas las superficies y rincones con productos de limpieza especialmente formulados para eliminar el moho.

No sólo basta con limpiar para tener un hogar saludable ; se trata de hacer más confortable aquel lugar que mantiene el mayor contacto con la persona alérgica .

Además, es un refugio en el caso de que sufra de alergias estacionales, como al polen, según indica en su blog la doctora Aliza Lifshitz . Si los síntomas son serios y pueden ser un riesgo para la salud, la limpieza se debe hacer sin que el familiar se encuentre en el lugar.