Dale un masaje tu bebé para expresar amor

Brindar un masaje a tu pequeñ@, especialmente recién nacido, te ayudará a establecer un vínculo amoroso entre ambos.
Dale un masaje tu bebé para expresar amor
Proporcionar un masaje a tu bebé es una forma de expresarle tu amor.

Darle un masaje al recién nacido es una excelente oportunidad para que los papás establezcan un lazo afectivo con su hijo, lo cual es muy importante porque estos niños se vuelven más seguros, indica Ángeles Mendoza, especialista de Johnson&Johnson.

Primero ponle sobre tu pecho.

También se beneficia el neurodesarrollo y sistema digestivo de los bebés, pues muchos presentan estreñimiento y cólicos, afirma.

Para los recién nacidos se aconseja un primer acercamiento que consiste en colocar al bebé en el pecho de papá o mamá para que éste escuche su corazón. En esta posición pueden proporcionarle un suave masaje en dirección descendente en la espalda, aconseja. A partir de los 15 días de nacido ya es posible proporcionar al bebé un masaje más en forma.

El lugar donde se proporcione el masaje debe ser cálido y el bebé sólo debe traer puesto el pañal, aunque lo ideal sería que no lo tuviera, y puede colocarse en una colchoneta. Es importante que los papás tengan las uñas limpias y cortas para no lastimar al bebé.

Antes de dar el masaje, deben retirarse anillos, pulseras y cualquier otra joya. Posteriormente deben lavarse las manos y untarse crema o aceite. Se recomienda usar cremas o aceites, pues éstos sirven como vehículos para evitar la fricción de piel con piel.

Deben hacer fricción con sus manos para calentarlas, pues el bebé resiente los cambios bruscos de temperatura, explica Mendoza.

Mientras se le proporciona el masaje, papá o mamá tienen que hacer contacto visual con el pequeño y además platicar con él. Se aconseja un masaje de 5 minutos al día.

Los papás deben estar conscientes de que si el bebé llora no es momento para dárselo.

Paso a paso

Dale el masaje con las manos limpias. Agencia Reforma

Piernas : Con una mano, sujeta suavemente el tobillo del bebé. Coloca la otra mano en la parte superior del muslo y abarca el contorno de la pierna. A continuación, deslízala hasta el tobillo. Repite el movimiento rítmicamente, primero con una mano y luego con la otra.

Entre tus dedos pulgar e índice, presiona y gira suavemente cada uno de los dedos del pie. Con un pulgar y luego con el otro, acaricia la parte superior del pie, desde los dedos hasta el tobillo. Repite este movimiento varias veces.

Abdomen :Hazlo una vez que el ombligo haya cicatrizado. Inicia el contacto físico con el bebé poniéndole las manos sobre la barriguita de forma tranquila y relajada. Si ves que al bebé le gusta, realiza una serie de suaves caricias primero con una mano y luego con la otra.

Fuente: Guía del masaje para bebés, de Johnson&Johnson.