Desayunos para niños: Tres recetas fáciles, sabrosas y nutritivas

Variar el desayuno de los pequeños ya no será una tarea titánica con estas ideas fáciles y prácticas.

Guía de Regalos

Desayunos para niños: Tres recetas fáciles, sabrosas y nutritivas
Frutas, cereales y lácteos, la ideal combinación de un buen desayuno.

Un buen desayuno no tiene reemplazo. El primer alimento del día es básico para una jornada exitosa, sobre todo para los más pequeños, pero bien dicen que en la variedad está el gusto y a veces la rutina nos hace repetir sin cesar.

¿Cómo ir más allá del cereal, la leche, el yogur, el pan, tostadas y jugos de frutas? Te traemos algunas recetas de desayunos para niños para variar tu menú semanal:

Muffins de banana con chocochips

Muffin de banana y chocolate.

¡Irresistibles y esponjosos con chispas de chocolate! Para empezar, precalienta el horno a 375 °F. Unta 12 moldes de muffins ligeramente con aceite vegetal en aerosol.

En un tazón grande, mezcla media taza de harina preparada y media taza de harina de trigo, media cucharadita de polvo de hornear, media cucharadita de bicarbonato y una pizca de sal.

En un segundo tazón, bate un cuarto de taza de mantequilla y un cuarto de taza de azúcar morena con una batidora hasta que quede esponjoso. Agrega un huevo, una taza de plátano triturado, dos cucharadas de leche descremada y una cucharadita de extracto de vainilla. Agrega tres cucharadas de nueces picadas con chips de chocolate mini, sin agitar en exceso y luego mezcla todos los ingredientes.

Vierte la mezcla en los moldes preparados. Hornea entre 15 a 18 minutos. Déjalos enfriar en los moldes por 5 minutos.

Barras energéticas

Barra energética.

Un desayuno nutritivo para llenar de vigor la mañana. Puedes acompañar muy bien con leche o para llevar en la lonchera.

Mezcla dos cucharaditas de mantequilla con una cucharada de aceite, dos cucharaditas de azúcar, dos cucharaditas de melaza y una cucharada de miel. Agrega un huevo mientras se va mezclando, añade media taza de zanahoria rayada cruda, 2/3 de taza de puré de manzana.

Mezcla aparte los ingredientes secos: dos cucharadas de harina de trigo integral, 1/8 de cucharadita de bicarbonato, un 1/4 cucharadita de canela, 1/4 cucharadita de jengibre. Añade a esto la mezcla de mantequilla y revuelve bien. Agrega una cucharada y media de semillas de girasol tostadas, dos cucharadas de ajonjolí y una cucharada de avena, y mezcla bien.

Reparte esta mezcla en un recipiente de 9 pulgadas, hornea a 350°F durante 20 a 25 minutos y corta en seis cuadrados.

Muffins de calabaza

Muffin de calabaza.

Deliciosos y saludables, estos muffins caen muy bien en los desayunos para niños. Se puede servir como una alternativa a los panqueques o waffles o combinarlos con una salchicha de pavo o yogurt, frutas frescas.

Precalienta el horno a 400 grados, engrasa ligeramente 12 moldes para muffins.

Mezcla una taza de harina de trigo integral, 2 cucharadas de azúcar morena, 1 cucharadita de levadura en polvo, un cuarto de cucharadita de sal.

Mezcla 1 cucharada y media de azúcar blanca y una cucharadita de canela en polvo para el relleno.

Mezcla dos cucharadas de pie de calabaza, media taza de cubitos de manzanas o peras, añadir un huevo, dos cucharadas de aceite, media taza de calabaza en conserva, 1/4 de taza de leche descremada, media cucharadita de vainilla. Combina con la mezcla inicial de ingredientes secos.

Llena los moldes para muffins hasta llegar a los 3/4 del recipiente y espolvorea con la mezcla de azúcar blanca y canela. Cuece en el horno precalentado durante 20 a 25 minutos.