Enseña a tus hijos a cuidar el agua

Es responsabilidad de los adultos inculcar a los pequeños una cultura del cuidado del agua para un futuro sustentable.
Enseña a tus hijos a cuidar el agua
El futuro de nuestro planeta depende, en mucho, del cuidado que demos al agua .

El agua es un recurso natural indispensable para la vida en el planeta, tanto para la especie humana como para la animal y vegetal. Sin embargo, no se la valora como debería, y la mayor parte de las veces se desperdicia y contamina. Es por eso que es tan necesario crear hábitos de consumo sustentable del agua en casa, con tus hijos, para que comiencen de pequeños a cuidarla y les asegures un futuro mejor.

El agua del planeta

El nivel de almacenamiento de agua es bajo. Shutterstock

El agua que consumes a diario, tanto para tomar como para lavar la ropa , limpiar la casa, bañarte, entre otros menesteres, proviene de reservas de agua dulce que representan sólo el 3% de la cantidad de agua del planeta. Pero de ese 3% se le restan las aguas congeladas y las que están en el subsuelo en lugares de imposible acceso.

Imagínate entonces que toda la población mundial depende de un muy bajo nivel de almacenamiento , población que crece día a día y que si no cambia sus costumbres acabará con este preciado y vital bien. Por eso, es momento de poner manos a la obra en lo que al uso responsable del agua se refiere, y qué mejor que aprovechar la niñez, período en que los aprendizajes se fijan para toda la vida, para crear e incorporar hábitos sencillos y al alcance de todos.

Consejos para cuidar el agua

Las duchas deben ser breves.

Lo importante en todos los casos es no derrochar agua ni usar más de la que verdaderamente se necesita. Es por eso que cuando te des una ducha, y duches a tus pequeños, debes tratar de hacerlo rápidamente y no demorar más de la cuenta. Si es posible, primero moja el cuerpo, cierra la ducha, enjabónate y vuelve a abrir la ducha para enjuagarte.

Lo mismo sucede cuando se lavan los dientes. Sólo abre el grifo para mojar el cepillo, luego ciérralo, pon la pasta, cepilla los dientes y por último abre el grifo nuevamente para enjuagar la boca y el cepillo. Enséñales a tus niños a no jugar con el agua.

En cuanto a las tareas del hogar, acostúmbrate a usar la lavadora y el lavavajillas con carga completa, y si puedes, usa modelos nuevos de electrodomésticos que ahorren agua. Riega las plantas de noche o a la mañana temprano para evitar que los rayos solares evaporen el agua. Lava el auto y las veredas con cubeta y no con manguera, y repara las llaves que goteen. Y por último, recuerda que tú eres el mejor ejemplo para tus hijos.