Frutas adelgazantes: claves para perder esas libras de más

Gracias a su alto contenido de fibra, algunas frutas producen saciedad lo que, sin duda, te ayudará a consumir menos calorías.

Guía de Regalos

Frutas adelgazantes: claves para perder esas libras de más
Foto: Creative Commons / Flickr

Rica en vitaminas, minerales e hidratos de carbono, la fruta, además de deliciosa y refrescante, es un elemento indispensable para nuestro organismo. Gracias a su alto contenido en fibra y agua tiene un bajo aporte calórico y nos ayuda a sentir sensación de saciedad, lo que la convierte en perfecto aliado para perder peso. ¿Sabes cuál es la que debes comer y cómo hacerlo para perder esas libras de más?

  • Naranja. Ocupa uno de los primeros lugares en el ranking de frutas adelgazantes. Varios estudios avalan su condición de “superfruta” que, además de indispensable en dietas de pérdida de peso, nos ayuda a reducir el colesterol y combatir el estrés. Para aprovechar toda su fibra y su capacidad de saciarnos lo mejor es consumirla entera una vez pelada. En jugo también es una buena opción, pero siempre de naranjas naturales y sin azúcares añadidos.

  • Manzana. Rica en ácido ursólico, la manzana ha demostrado ayudar a reducir el peso incluso en aquellos casos en los que se hace una ingesta de alimentos ricos en grasas. El secreto está en su piel así que lo mejor es que la laves bien y no la deseches. Consume al menos una al día.

  • Moras. Con un 85% de contenido en agua y bajo aporte calórico, han demostrado ser eficaces para quemar las grasas del abdomen y reducir su volumen. Además de ser muy antioxidantes, tienen una elevada cantidad de fibra vegetal y actúan sobre los depósitos donde acumulamos la grasa. Para aprovechar todo su aporte vitamínico lo mejor es comerlas enteras y naturales pero, si lo prefieres, puedes prepararte un licuado con una taza de moras en combinación con una naranja y medio pomelo. Eso sí, bébelo inmediatamente para que no se pierdan las vitaminas.

  • Peras. Ayudan a mantener el peso gracias a su alto contenido en antioxidantes. Poseen un 80% de agua y apenas aportan grasa. Gracias a su gran contenido en fibras permanecen más tiempo en el estómago y nos dan sensación de saciedad. Al igual que en la manzana, lo ideal es consumir la pera con la piel, que es donde se encuentra su mayor contenido en fibra.

Para que te ayude a adelgazar, la fruta es mejor consumirla antes de las comidas . De esa forma te saciarás y reducirás la ingesta de otros alimentos con mayor aporte de calorías y de grasas. También son ideales para que empieces tu mañana con energía, o a lo largo del día como snack para evitar caer en el consumo de bollería industrial.

Si lo que deseas es consumirlas por la noche debes ser precavida. Aunque te suene extraño, como te hemos dicho antes, lo ideal será que lo hagas antes de la cena para ayudarte a sentirte saciada y comer menos de otros alimentos. Si las comes al final de la cena solo sumarás calorías , aunque no sean muchas. Ten en cuenta que la fruta durante el día nos ayuda a acelerar el metabolismo porque estamos en actividad pero, por la noche, el efecto es el opuesto; sus propiedades energéticas trabajan con más lentitud al estar descansando.

Otras frutas de verano adelgazantes son el melón, las fresas, los kiwis, los plátanos y las papayas. No dejes de incluirlas en tu dieta a diario.