Jabones artesanales para regalar

No tienes que gastar mucho para dar un obsequio elegante, bonito y útil. Aquí te decimos cómo elaborar tus propios jabones en casa.

Las artesanías son una buena forma de sacarle provecho a tu tiempo libre y de ocupar tu mente en algo productivo. Y no hay nada mejor que ver el producto terminado y sentir el orgullo de haberlo hecho tú misma. Regalar artículos de tu propia producción es algo que va a ser valorado de manera muy especial por quien reciba el obsequio.

Manos a la obra

Para hacer unos lindos jabones artesanales no necesitas mucho dinero ni experiencia. Primero, consigue todos estos ingredientes:

  • 1 litro de aceite usado de cocina de cualquier tipo
  • Un cubo de plástico
  • Un palo para revolver
  • Moldes de plástico
  • 200 gramos de sosa cáustica
  • Media taza de sal fina
  • 1 litro de agua
  • Colorantes y aromatizantes

El primer paso es colocar el litro de agua en el cubo plástico y diluir la cantidad de colorante que te parezca conveniente. Trata de hacer todo en un lugar bien ventilado para evitar intoxicaciones. A la preparación anterior debes diluir la sosa cáustica y la sal. La mezcla hará una reacción y se pondrá caliente, por lo que es aconsejable esperar un tiempo para que se enfríe antes de proseguir. Recuerda que la sosa cáustica es fuerte y puede dañar tu piel, así que debes protegerte con unos guantes .

Una vez que la mezcla esté fría, échale el aceite y revuelve con el palo de manera constante, siempre para el mismo lado para que el jabón no se corte. Luego, debes calentar la mezcla hasta que hierva, en un recipiente adecuado, y mantenerla en ese punto de ebullición durante dos horas. Luego, retíralo del fuego y cuando llegue a unos 40 grados centígrados, colócale el aromatizante.

La decoración

Ideas originales y estéticas contenidas en una barra de jabón.

Es el momento de darle el toque artesanal a tus lindos jabones. Cuando la mezcla ya empiece a ponerse espesa, es tiempo de colocarla en los moldes, los cuales deberás previamente humedecer con aceite para evitar que se peguen. Déjalos enfriar totalmente, y una vez que se endurezcan, ya estarán listos para desmoldar. Si no quieres esperar tanto puedes colocarlos en la nevera para acelerar el proceso.

Seguramente te quedaron bastantes jabones , por lo cual puedes pensar una linda manera de empacarlos para hacer regalos . Una delicada forma de envolverlos es haciendo paquetes de tela de tul, y atarlos con un fino hilo de seda.

También puedes hacer pequeñas cajas con cartón corrugado o reciclado, sin olvidarte de hacer unas lindas tarjetas para la dedicatoria. Estos son los consejos del bloguero David Montolio .