Licuados frutales antiage

Aprovecha las propiedades antioxidantes de algunas frutas y prepárate un licuado para verte joven.

El plan antiage comienza con pequeños grandes cambios que prometen depurar y nutrir el organismo a través de la implementación de licuados frutales, que conjuran combinaciones amorosas.

Las teorías sobre el poder de los micronutrientes ganan énfasis y nos invitan a recalibrar viejos hábitos. Renovar la energía física y mental es lo primordial. Los antioxidantes presentes en las frutas ayudan a proteger los tejidos. Se trata de ganarle de mano a los impactos exteriores e interiores que puedan afectar a los órganos (conjuntos de tejidos con propósitos esenciales para el mantenimiento de la vida).

La actividad física y la dieta saludable son el combo perfecto del bienestar. Un primer paso viene de la mano de la innovación permanente. El desafío es encontrar las combinaciones más apetitosas y divertidas que a ti te funcionen.

El paradigma de los micronutrientes propone una dieta balanceada, muy rica en vitaminas y minerales. Por ejemplo, el sodio es un mineral que participa de la regulación de ácido en la sangre o pH. El magnesio permite el ritmo cardíaco natural, favorece el procesamiento de la glucosa, la vitamina C y el calcio.

Las vitaminas y minerales son claves para la buena salud. Los licuados frutales nos aportan todos los nutrientes que ayudan a mantener a los radicales libres controlados.

Te ofrecemos dos opciones de cabecera.:

Opción 1: NL-WZ

WheatGrass: la clave para tus licuados frutales

N de “Naranja: fuente de vitamina C y fibra.

L de “Lino”: Esta poderosa semilla combate el estreñimiento y disminuye el colesterol.

W de “Wheatgrass”: El pasto de trigo oxigena la sangre y desintoxica profundamente.

Z de “Zanahoria”: Fuente de batacaroteno y Vitamina A, interviene en la formación y mantenimiento de los tejidos.

  • Exprime 2 naranjas medianas y mezcla con jugo natural (sin aditivos) de zanahoria en partes iguales. Agrega una cucharadita de wheatgrass triturado y semillas de lino molidas.

Opción 2:Limonada Gourmet

  • Mezcla el jugo de 6 limones medianos en un litro de agua y procesa con jengibre rallado, menta fresca (ideal, 15 a 20 hojas) y Stevia a gusto. Un zumo alcalino que beneficia y estimula la digestión, a la vez que refresca.

Tus propias combinaciones frutales

Recuerda que para facilitar la digestión debes:

  • Incorporar la fruta alejada de las comidas porque requieren de dos procesos digestivos diferentes. Los hidratos de carbono y las proteínas entorpecen la digestión.
  • Combinar hasta 3 frutas para no sobrecargar el aparato digestivo.
  • Si pensamos en dos clases de frutas : dulces y ácidas, las mejores combinaciones se dan al interior de cada grupo. Las dulces incluyen: plátano, pasas, higo, durazno, manzana, papaya, pera y uvas. Las ácidas: limón, frutos rojos, guayaba, pera, pomelo, piña, kiwi, ciruela y nísperos.
  • ¿Lista para explorar tus combinaciones favoritas? Súmate al boom eco-friendly .