Lo de hoy: vestidos joya

Los grandes diseñadores de la moda han recuperado el barroco para incluir en sus creaciones bordados, pedrería y adornos que caracterizan a los "vestidos joya".

El minimalismo ha quedado atrás y el barroco reina en las colecciones de fiesta de muchos diseñadores importantes.

Los llamados vestidos joya pueden ser definidos como aquellos que, además de estar confeccionados en telas muy lujosas, brillantes o transparentes, llevan bordados, pedrería, incrustaciones y diversos adornos como canutillos, lentejuelas, estoperoles, pasamanerías, plumas y aplicaciones florales.

“Generalmente se realizan en seda, terciopelo o chifón y presentan cortes tipo columna en colores muy vivos, aunque también hay diseños muy hermosos y llamativos en tonos nude”, afirma el diseñador Bertholdo Espinosa.

Los reyes de esta tendencia son el dueto Dolce&Gabbana, quienes realizaron una magnífica colección inspirada en el barroco en negro con muchos adornos en dorado.

Un diseño de Dolce-Gabbana. Agencia Reforma

Domenico Dolce y Stefano Gabbana se basaron en los mantos de las vírgenes de Sicilia y para modelarlas eligieron a la actriz Monica Bellucci y la top Bianca Balti.

En España, Adolfo Domínguez se decantó por los cortes tipo años 60 en diseños rebordados con piedras multicolor de fantasía.

Valentino, Dior, Givenchy, Chanel, Jean Paul Gaultier, MaxMara, Armani, Ferragamo y Bottega Veneta también ofrecen opciones en esta tendencia.

El diseñador mexicano Jesús Ibarra apunta que las prendas que marcan la silueta femenina son la más exitosas entre las consumidoras.

“Hay muchos vestidos tipo peplum, es decir con vuelos y holanes en las caderas, un estilo que ha sido muy bien recibida entre las mujeres latinas, ya que ensalza la figura tipo reloj de arena”, apunta Ibarra.

Las famosas

Un diseño de Adolfo Domínguez. Agencia Reforma

Las hermanas Olsen, Mary y Ashley; Nicole Kidman, Eva Longoria, Jennifer Lopez, Elsa Benítez y muchas más celebridades se han apuntado por esta tendencia.

Toma en cuenta que tú debes tener cuidado con los accesorios y procura mantenerlos discretos y poco llamativos, ya que con el adorno del vestido es más que suficiente.