Los rasgos que seducen a los hombres

No necesitas una figura perfecta y un rostro angelical para conquistar al hombre que te interesa.

Existen algunos rasgos que agradan a la mayoría de los caballeros y son armas de conquista bastante útiles. Es cuestión de tenerlos siempre presentes y concientizarlos hasta que formen parte de tu personalidad de forma natural. Así te convertirás en alguien irresistible y las invitaciones para salir se multiplicarán en tu agenda.

Encuentra el equilibrio

Seducir al sexo opuesto va más allá de tus atributos físicos. Shutterstock

Tal vez te sorprenda saber que no todos los hombres se dejan seducir por un cuerpo exuberante y una actitud provocativa en la primera etapa de una relación. Por otra parte una personalidad sumisa y mojigata tampoco es llamativa para nadie; es tu trabajo encontrar el equilibrio y actuar natural y relajadamente en todo momento. ¿Te molesta la gente que es falsa y poco sincera? Debes saber entonces que esto también desagrada a muchos hombres.

Busca el equilibrio entre lo sexy y lo discreto. Seducir no es sinónimo de vulgaridad; por el contrario, intrígalo con tu personalidad y haz que le cueste trabajo conquistarte. La personalidad femenina y llena de energía pero no exageradamente dominante es capaz de enamorar al mejor de los partidos. A ningún hombre le agradará salir con una mujer de mal carácter o por lo contrario con una que diga que “sí” a todo; por lo tanto muéstrate segura de ti misma sin perder tu encanto natural.

El arte de escuchar

Saber escuchar es irresistible.

Es momento de romper estereotipos, así que debes saber que no todos los hombres están interesados únicamente en el sexo ocasional y juguetón; ellos también necesitan sentirse comprendidos. Por lo tanto, saber escuchar a tu pareja es una característica irresistible. Muy en el fondo, la mayoría de los hombres buscan en sus novias y esposas a esa amiga y confidente dispuesta a conversar de cualquier tema. Conviértete en ella y su unión se fortalecerá con el paso del tiempo.

Cómplice y amante

El sexo no lo es todo. Shutterstock

Por supuesto que la seducción también implica sensualidad y aventura; una vez que has logrado con éxito construir una sana relación, date la oportunidad de disfrutar de tu lado sexual y añade variedad y juegos a la misma. Esto le encantará a él y lograrás que busque de ti, ¡todos los días!

Ser la perfecta amante y confidente te garantizará ser la número uno en su vida y corazón. Además tal como lo aconseja la experta Mariola Báez Verdú , los pequeños detalles también cuentan. Un desayuno romántico en casa y un perfume seductor son algunos de ellos; ella también te aconseja mostrarte segura de ti misma en todo momento. ¿Estás ya lista para conquistarlo?