Marco Rubio duda que Obama logre reforma migratoria

El senador republicano no cree que el Presidente sea capaz de aprobar una ley de inmigración antes de finalizar su mandato
Marco Rubio duda que Obama logre reforma migratoria
Marco Rubio fue uno de los senadores que logró sacar adelante el proyecto de ley para la reforma en el Senado.
Foto: AP

Washington – El senador republicano por Florida Marco Rubio, uno de los rostros más representativos de su partido, puso este miércoles en duda que la Administración Obama sea capaz de aprobar una reforma migratoria en esta legislatura, después de que el martes el Presidente estadounidense pidiera su aprobación para este año.

Rubio, uno de los legisladores republicanos más involucrados en alcanzar un texto al respecto, sugirió durante un desayuno organizado por el diario The Wall Street Journal, que las partes fundamentales de la ley podrían quedarse por el camino.

“No sé si va a suceder este año, no sé si va a pasar con este gobierno“, dijo Rubio, hijo de inmigrantes cubanos.

Actualmente, el debate más polémico gira en torno a cómo proporcionar un camino hacia la ciudadanía para los más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que se calcula hay en el país.

Las declaraciones de Rubio contradicen las intenciones declaradas por el presidente Obama en su discurso sobre el Estado de la Unión, en el que urgió al Congreso a que llegue a un acuerdo sobre el tema para lograr una ley integral migratoria.

Según Rubio, quien fue uno de los senadores que logró sacar adelante el proyecto de ley para la reforma en la Cámara Alta el pasado junio, llegar a un acuerdo en la Cámara requerirá convencer a los congresistas más conservadores de que la reforma no atraerá nuevos flujos migratorios al país.

El senador republicano consideró además que los retrasos en la ejecución de la ley de salud, o el escándalo de Bengasi ponen “en evidencia que el gobierno, este gobierno, decide unilateralmente qué partes de las leyes se hacen cumplir y cuáles no”, lo que genera dudas entre los conservadores.

La reforma migratoria es una de las grandes asignaturas pendientes del Presidente, quien lleva prometiendo su aprobación desde su llegada al Despacho Oval.

El año 2013 parecía ser el idóneo para lograr el consenso cuando se logró el acuerdo bipartidista en el Senado, sin embargo la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, no consideró siquiera el proyecto.

La reunión anual del Partido Republicano, que tendrá lugar esta semana, será un momento clave para conocer qué líneas y requisitos lanzarán los conservadores para intentar llegar a un acuerdo con los demócratas en la materia.