Mejoran obras en Curitiba

Mejoran obras en Curitiba
Parece que el llamado de atención de la FIFA tuvo el efecto deseado y las obras en el Estadio de Curitiba avanzan a buen ritmo.
Foto: ap

SAO PAULO/AP — Las autoridades brasileñas dijeron que el ritmo de las obras en el estadio de Curitiba mejoró considerablemente, y son optimistas que la ciudad en el sur de Brasil podrá albergar sus partidos durante la Copa del Mundo.

Una comisión del gobierno local que supervisa la construcción tiene previsto publicar un informe la próxima semana, pero un dirigente indicó ayer que no cree que haya motivos para eliminar a Curitiba de la lista de sedes.

“Todo lo que hemos visto hasta ahora es muy positivo”, expresó Reginaldo Cordeiro, secretario de planificación urbana de Curitiba, en una entrevista telefónica. “Las obras progresan y el ritmo de la construcción mejoró considerablemente”.

La FIFA señaló que las autoridades locales tienen hasta el 18 de febrero para demostrar que la ciudad podrá terminar el estadio Arena da Baixada a tiempo para el Mundial, que arranca en junio. El organismo rector hará su propia evaluación para decidir si mantiene los partidos en Curitiba.

Cordeiro señaló que las obras han avanzado mucho desde que el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, visitó el lugar y formuló su ultimátum este mes. Destacó que ya se instaló la cancha y casi terminan la estructura del techo. No había señales de césped en el lugar cuando Valcke lo inspeccionó y advirtió que el estadio no estaba “atrasado, sino muy atrasado”.

“Las cosas mejoraron desde entonces”, expresó Cordeiro.

Brasil prometió entregar las 12 sedes del Mundial a fines de 2013, pero cinco estadios siguen en construcción y la Arena da Baixada quizás no esté lista hasta dos meses antes del inicio del torneo, que arranca el 12 de junio.

Los organizadores locales en Porto Alegre dijeron esta semana a la prensa brasileña que la FIFA los llamó para consultar la posibilidad de utilizar el nuevo estadio de Gremio como alternativa al de Curitiba.

El estadio de Curitiba es construido por el club local Atlético Paranaense, pero con la supervisión de las autoridades locales y estatales, y los comités organizadores de la FIFA y de Brasil.

El estadio albergará cuatro partidos, y darlo de baja del torneo sería un dolor de cabeza para los organizadores, que ya han vendido más de un millón de boletos para el Mundial.