Mousse de tequila

Este postre es perfecto para alegrar y acompañar cualquier celebración.

Guía de Regalos

Tequila, en el estado de Jalisco, es el municipio que ha dado nombre a una de las bebidas tradicionales de México y más reconocidas a nivel mundial. Para dar honor a su nombre, el tequila debe cumplir con dos condiciones. La primera es que debe ser elaborado en México y la segunda es que debe de contener al menos 51% de azúcares que provengan del agave.

Asimismo, y para su clasificación, se debe tomar en cuenta el tiempo de añejamiento y el estilo de barricas en las cuales se conserva el tequila.

Tequila blanco

Se obtiene recientemente terminado el proceso de destilación, por lo cual sólo se guarda en barricas de encino por unas horas o unos cuantos días. Esto quiere decir que su sabor no varía con base en su almacenamiento. Se utiliza para bebidas preparadas como la margarita .

Tequila reposado

Éste permanece en barricas de encino o roble blanco por un tiempo mínimo de dos meses hasta menos de un año, lo que le otorga un dejo a madera. Posee un color dorado o ámbar claro.

Tequila añejo

Madurado por lo menos durante un año en barricas de roble blanco. Su color es un dorado más fuerte o ámbar más oscuro, y su sabor está claramente impregnado a madera.

Sorprende a tus invitados con la siguiente receta del chef Paulino Cruz .

Este delicioso postre con tequila blanco te hará quedar como la mejor anfitriona .

Mousse de tequila

Ingredientes:

  • 3/4 de sobre de grenetina
  • 3/4 de taza de azúcar
  • 1/2 taza de tequila blanco
  • 1/2 taza de licor de naranja
  • 1 taza de agua
  • 1 limón
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharadas de agua
  • 4 huevos
  • Ralladura de limón

Preparación:

Disuelve la grenetina en media taza de agua fría. Deja reposar por cinco minutos. Mezcla la grenetina, el azúcar y la sal en una olla. Separa las claras de las yemas y bate las yemas en un tazón hasta que queden cremosas. Sigue batiendo y agrega al mismo tiempo el jugo del limón y el agua. Incorpora esta mezcla a la grenetina y llévala a fuego lento durante 5 minutos. Continúa moviendo.

Retira del fuego y agrega el tequila, el licor y la ralladura de limón. Revuelve, deja que se enfríe y llévalo a refrigerar. Bate en otro tazón las claras, incorporando de forma gradual el azúcar restante. Saca del refrigerador la mezcla de yemas; tiene que haber comenzado a cuajarse, y añade las claras moviendo suavemente.

Vierte la mezcla en pequeños moldes individuales y añade ralladura de limón para adornar. Refrigéralos durante dos horas como mínimo antes de consumir. Los plátanos, las copas de mango o una gelatina de almendra son ejemplos de postres simples a los cuales también puedes agregar tequila, y prepararlos para cualquier ocasión.

Fuente imagen: Honey Mousse (I) por Roxanna Salceda , disponible bajo Licencia de Atribución “Sharealike” en http://www.flickr.com/photos/roxsm/4171603212/