Propuestas para una escapada romántica en otoño

El otoño es perfecto para viajar: más económico, más templado y, sobre todo, una oportunidad de recuperar el contacto con tu pareja.

Guía de Regalos

Propuestas para una escapada romántica en otoño

Parece que acabado el verano y acabadas las vacaciones se ha terminado la temporada de viajes. Hay muchos que no cuentan con días libres durante el verano, o también los hay que prefieren disfrutar de su descanso en una época distinta. Por supuesto, también hay parejas que, si bien viajan en verano, quieren que el otoño no se haga demasiado largo y aprovechan para regarlarse a sí mismos una escapada romántica.

El otoño es una gran fecha para viajar y cuenta con ventajas desconocidas que convierten esta estación en el momento ideal para disfrutar un merecido descanso y unos días de relax .

  • La playa, eterno destino : Viajar a un sitio con costa es una opción factible durante todo el año, especialmente en aquellos lugares donde el frío no es una característica de la temporada invernal. Concretamente, en otoño, hay lugares con playa que cuentan con una temperatura muy agradable, incluso que permite tomar el sol y lucir bikini , con un beneficio extra que durante el verano no existe: el precio es notablemente más económico. Dado que viaja menos gente, hay más oferta y los profesionales del turismo se ven obligados a reducir los precios, tanto en los alojamientos como en servicios como restaurantes o bares.

  • Un spa, y adiós al estrés: escapada romántica se identifica muchas veces con spa. Hay motivos: ¿con quién mejor relajarse durante un fin de semana que con tu pareja? Probablemente sea la mejor compañía para decir adiós al estrés y volver a revivir el amor y la pasión aunque sea durante dos escasos días. Agradecerán la pausa y volverán al día a día con las pilas cargadas y una sonrisa imborrable.

  • La montaña, nada más otoñal: otra opción de escapada romántica en otoño es a la montaña, o a una estación de esquí, o a cualquier lugar en el que en un mes o mes y medio hará un frío insoportable. La ventaja de viajar ahora a sitios donde, por ejemplo, se esquíe, es que al no haber nieve aún el precio será más económico y el paisaje, teñido de tonos marrones y amarillos será envidiable y digno de hacer muchas, muchas fotografías. Si tienen ganas de viajar al típico sitio frío en invierno (lugares más al norte, por ejemplo), aprovechen el otoño para hacerlo ya que podrán pasear y recorrer la zona sin necesidad de ir vestidos como si estuvieran en el Polo Norte y, por tanto, disfrutarán más.

¿Quién dijo que en otoño no se viaja?