Reparan sitio web de Angry Birds atacado por ciberpiratas

La intromisión fue detectada en cuestión de minutos y se corrigió inmediatamente, indicaron portavoces de la empresa Rovio
Reparan sitio web de Angry Birds atacado por ciberpiratas
Documentos filtrados por el exanalista de la NSA, Edward Snowden, revelaron que a través de las aplicaciones de Angry Birds, la agencia también espia a usuarios.
Foto: Internet

HELSINKI, Finlandia — La empresa creadora del popular videojuego Angry Birds, Rovio Entertainment Ltd., dijo que su sitio de internet fue atacado por ciberpiratas el miércoles, dos días después de que surgieran reportes de que los datos personales de sus clientes podrían haber sido usados por agencias de espionaje de Estados Unidos y Gran Bretaña.

“La intromisión fue detectada en cuestión de minutos y corregida inmediatamente”, confirmó Saara Bergstrom, vocera de la empresa finlandesa. “Los datos de los usuarios no estuvieron en riesgo en ningún momento”.

Según reportes publicados esta semana, en documentos filtrados por el excontratista Edward Snowden de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA por sus siglas en inglés), la NSA y su contraparte británica GCHQ pudieron extraer información a través de numerosas aplicaciones para celulares inteligentes, incluyendo Google Maps y los juegos de la marca Angry Birds.

Rovio negó estas afirmaciones y sostuvo que no “comparte información, colabora o está coludido” con las agencias de espionaje y que se esforzará por asegurar que la privacidad del usuario sea protegida.

El director general de Rovio, Mikael Hed, indicó que posiblemente se tuvo acceso a los datos personales de los clientes a través de información recabada por agencias de publicidad independientes.

“Para proteger a nuestros usuarios, nosotros, al igual que todas las empresas que usan redes de publicidad externa, tendremos que reevaluar nuestro trabajo dentro de esas redes si están siendo usadas para espionaje”, manifestó Hed.

Angry Birds, un juego adictivo de pájaros contra cerdos que ha sido descargado más de 1,700 millones de veces en el mundo, es uno de los ejemplos más recientes de cómo los programas de uso cotidiano pueden convertirse en instrumentos de espionaje. De acuerdo con The New York Times y ProPublica, una organización no lucrativa de periodismo con sede en Estados Unidos, un reporte de inteligencia británico de 2012 demostró cómo extraer la información de los usuarios de Angry Birds usando información de los celulares con el sistema operativo Android.

Otro documento mencionaba otras aplicaciones, como aquellas hechas para el gigante de las redes de socialización Facebook, el sitio para intercambiar fotografías Flickr, y el servicio de películas Flixster.

Mikko Hypponen, de la empresa de seguridad para computadoras F-Secure, opinó que el ciberataque contra el sitio de Rovio fue una “buena lección” para las empresas móviles y proveedores de aplicaciones para asegurar que protejan la privacidad de sus clientes.

“Realmente no hay motivos para que las redes de publicidad externa no codifiquen la información en la red. No es algo complicado”, planteó Hypponen. “Habrá mucha presión para esas agencias”.