Repartan las labores de la casa

Los viejos roles que suponían que sólo la mujer debe hacerse cargo de la casa, son historia: hoy las parejas deben compartir las labores del hogar.

Cuando se vive en pareja existen muchas actividades en el hogar que pueden compartirse o repartirse para tener una mejor convivencia, es por ello que ambas partes deben colaborar en conjunto, para que dentro de la relación todo fluya y resulte más fácil.

Federico Llanos, sociólogo y profesor universitario, comenta: “Algunas veces vivir con la pareja no es tan sencillo como podría pensarse: el trato cotidiano, a la par de la falta de tiempo y la carga laboral excesiva lo vuelven todo más difícil, haciendo que las tareas del hogar aparenten ser un peso extra. Sin embargo, con algunos acuerdos preestablecidos que indiquen las actividades y responsabilidades de cada uno, todo esto para el bienestar de la relación, puede superarse ese sentimiento de estrés cotidiano. En la vida moderna se exige que tanto hombres como mujeres desempeñen diversas actividades dentro del hogar”.

Otro factor que puede influir para tener buenos acuerdos con la pareja es la educación, los buenos hábitos y las costumbres de cada una de las partes, esto en conjunto con la disponibilidad para realizar las tareas de casa con buena actitud y mejor desempeño.

Federico Llanos comenta: “Debemos tener en cuenta que la formación de cada individuo es diferente y que durante el proceso de adaptación que comprende la vida juntos , se empieza a conocer a la otra persona día con día. Desafortunadamente, algunas personas todavía piensan de forma equivocada que cierto tipo de obligaciones y actividades diarias, como el cuidado de los hijos y el aseo de la casa son exclusivas de las mujeres, una idea que no debe prevalecer. La buena noticia es este tipo de concepciones se han ido disipando cada vez más y ya es común ver a los hombres cuidar a los hijos o ayudar con el aseo de la casa”.

A pesar del vértigo con el que se vive hoy en día, con una buena organización se pueden complementar las actividades para cumplir con todas sin ningún problema.

“Me gusta que mi pareja y yo dividamos las tareas del hogar, es mucho mas eficaz y nos ahorra mucho tiempo. Los dos trabajamos y tenemos que repartir nuestro tiempo para que todo marche bien. Creo que hasta ahora esta estrategia nos ha funcionado, ambos creemos en tratar de aligerar el peso del trabajo para el otro, eso ha hecho que nuestra relación se vuelva mucho más madura, tengamos una mejor comunicación, ya que cada uno cumple con sus deberes y no hay cabida para malos entendidos” comenta el arquitecto David Espinoza, de 31 años.

Para finalizar, el especialista aconseja: “Yo recomendaría una buena organización de labores de la casa, resultado de un consenso en el cual se establezcan reglas claras y que posteriormente se roten estas mismas labores para no caer en cierta rutina que pueda tornarse aburrida. Es necesario seguir un orden, pero a la vez no volver tedioso el cumplir con obligaciones y responsabilidades, si todo se vuelve un juego será mucho más simple”.

La comunicación es la base que los ayudará a llegar acuerdos. Por ello, es recomendable que platiquen sobre las actividades que les gustaría realizar y establezcan claramente las responsabilidades de cada quien, así resultará mucho más provechoso y sencillo realizar cualquier tipo de labor doméstica.

Colaboración de Fundación Teletón México”La autoestima es la fuerza de tu voz”Bojorge@teleton.org.mx