Señales de que tu mascota está enferma

Algunas veces es difícil identificar cuando tu gato o perro tiene un problema de salud que podría complicarse si no es atendido.
Señales de que tu mascota está enferma
Un gato que deja de jugar o de comer seguramente está enfermo.

Seguramente estás acostumbrada a que tu mascota de vez en cuando vomite o se rasque, pero ¿sabes cuándo estas situaciones son signo de una enfermedad?

Los perros y los gatos , pueden pasar de tener sólo calor a desarrollar una enfermedad cutánea o de estar desganado a tener parásitos.

Animales de compañía

El veterinario Miguel Ángel Rodríguez Sánchez señala que el síntoma más visible para los amos es el vómito, algo que es frecuente en ambas especies , por lo que a veces no se le toma como un signo de enfermedad.

“Cuando vemos tres o más presentaciones de vómito en un mismo día, es muy probable que sea una enfermedad gastrointestinal”, dice.

En los gatos el vómito se debe comúnmente a la enfermedad de la bola de pelo, pues al acicalarse se van tragando pelo, mismo que se acumula en el estómago hasta formarse una bola del tamaño de una nuez, explica el veterinario.

La presencia de fiebre también es un síntoma de enfermedad, pero si la gente no toca a sus mascotas, puede no darse cuenta. Si la temperatura llega a los 38.5 se considera alta y es necesario llevarlo al veterinario.

Otro de los síntomas que pudieran indicar una enfermedad mayor es cuando a la mascota se le vuelve cenizo el pelaje o se le cae, comienza a bajar de peso, hay postración y ya no quiere jugar.

Esto podría deberse a una parasitosis intestinal, que es una enfermedad común debido al contacto frecuente que tienen entre su boca y los órganos genitales y el ano. Sin embargo, si no se les atiende se puede agravar.

“El parásito puede migrar a pulmones o riñones y eso es gravísimo. En ocasiones la larva puede penetrar hasta la piel”, señala Rodríguez Sánchez. Se recomienda desparasitar tres o cuatro veces al año.

Otras señales

Desparasita a tu animal 3 o 4 veces al año.

La comezón o prurito es otro de los indicadores a los que hay que poner atención . Las principales causas de comezón son picadura de pulga, garrapatas, hongos o de sarna.

“Es algo que se tiene que consultar después de un día o dos que empieza a tener comezón. No debe dejar pasar muchos días porque si es sarna, ésta logra invadir un 30 o 40 por ciento del cuerpo en ese lapso y después el tratamiento es más tardado”, alerta el médico y activista de la protección de animales .

Cuando hay picadura de pulga se les cae el pelo, hay anemia y estrés por la comezón, lo que también puede provocar agresividad.

“Es una causa de la agresividad en los animalitos, una parasitosis externa, en la piel, o interna”, dice.

Tener un animal de compañía es una responsabilidad y cuidar su salud es deber de todo amo, por lo que no dejes pasar estos síntomas ya quepuede tratarse de afecciones graves.