Té para adelgazar

Estudios científicos han demostrado que los bebedores de té pierden peso más rápido.
Té para adelgazar
Antes de consumir un té que ofrece ayudarte a perder peso, consulta a tu médico.
Foto: Flickr

El consumo de té para perder peso se ha popularizado en los últimos años, y en el mercado se consigue una gran variedad de esta infusión. A continuación, tres consejos para hacer la mejor elección según tu gusto, pero siempre te recomendamos acudir primero con un especialista médico.

1. Encuentra un té que te guste

Mientras muchos estudios se centran en el verde, es importante encontrar una variedad de esta infusión que te agrade beber. Algunos tés verdes son bastante intensos y pueden ser desagradables si no estás acostumbrada al sabor, mientras otros son verdaderamente deliciosos, incluso para un principiante. Estas son algunas de las opciones que puedes intentar: té negro, verde, blanco y rojo.

En realidad es de la misma planta que el verde, pero el procesamiento es diferente. Aunque conserva los químicos que ayudan a perder peso, el negro lo hace de modo más lento. Para ser más específicos, el té Oolong aumenta tu metabolismo hasta en un 10%, mientras que el té verde sólo lo aumenta en un 4%. Sin embargo, ambos son buenos.

El té verde y el blanco con sabor (que tiene propiedades antioxidantes pero es más caro) se ofrecen en una variedad de sabores. Para obtener mejores resultados, elige uno que contenga cafeína, lo que proporciona quema máxima de calorías. Los de hierbas vienen en una variedad de deliciosos sabores, que van desde el naranja picante a jazmín. El té rojo es otra buena opción.

2. Sé cuidadosa con los tés de dieta

Mientras que el té de dieta tiene un sabor similar al de los demás, pueden contener elementos laxantes, por lo que debes consultar con tu médico antes de tomarlos y hacerlo con moderación. Contiene senna, aloe, madera de agar, raíz de ruibarbo, espino cerval, o aceite de ricino, cuyo consumo excesivo puede desencadenar vómitos, náuseas, diarrea persistente, dolor abdominal e incluso desmayos y deshidratación.

Es importante aclarar que el té de dieta es una especie de publicidad engañosa, ya cualquier té sin azúcar puede promover la pérdida de peso. Algunas de estas infusiones pueden actuar como un laxante o bloqueador de grasa, y es por eso que están comercializados como un método para bajar de peso. Sin embargo, los laxantes sólo limpian el colon, por lo que es posible perder un poco de peso del agua al principio, pero en cuanto bebas algo recuperarás lo perdido.

3. Lee la lista de ingredientes

Revisa si se le ha añadido azúcar o edulcorantes: si es así ponlo de nuevo en el estante. Esto no significa que tengas que evitar el té con sabor, pero sí tenerlo en cuenta. Trata de consumir los que tengan ingredientes naturales, son mejores para ti y tu cintura.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de China – Chengdu 22 – green tea por McKay Savage, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/mckaysavage/140902695/