Ted Cruz inicia nueva batalla contra Obama

El legislador es uno de los posibles candidatos presidenciales más conservadores en la balanza política

En octubre el movimiento Tea Party, encabezado por el senador Ted Cruz, logró bloquear la ley de presupuesto, lo que llevó al cierre de gobierno por 16 días.
En octubre el movimiento Tea Party, encabezado por el senador Ted Cruz, logró bloquear la ley de presupuesto, lo que llevó al cierre de gobierno por 16 días.
Foto: AP

Houston-. El senador republicano por Texas Ted Cruz lanzó una nueva ofensiva contra el presidente Barack Obama y esta vez su principal enfoque es el uso de su poder ejecutivo. El legislador alcanzó amplia notoriedad luego de hablar más de 21 horas seguidas en contra del “Obamacare” en el 2013, lo que elevó sus números en las encuestas.

“De todos los aspectos problemáticos de la presidencia de Obama ninguno es más peligrosa que el patrón persistente de acción sin ley, su voluntad de ignorar la ley escrita y en su lugar implementar sus propias políticas a través de órdenes ejecutivas”, escribió el senador en una columna de opinión publicada en The Wall Street Journal.

El presidente Barack Obama anunció en su discurso sobre el Estado de la Unión que elevaría el sueldo mínimo de los nuevos contratistas federales a $10,10 la hora a través de una orden ejecutiva. También incitó al Congreso a elevar el sueldo mínimo a nivel nacional que actualmente es de $7,25.

“El gusto del Presidente por las acciones unilaterales que esquivan al Congreso deberían preocupar a todo ciudadano, sin importar su partido e ideología”, explicó Cruz.

El legislador incluso fue más allá y enmarcó a Obama como un dictador. “El estado de derecho no significa simplemente que la sociedad tiene leyes: las dictaduras usualmente se caracterizan por la abundancia de leyes. En su lugar, el estado de derecho

significa que somos una nación de leyes, no de hombres y que nadie está sobre la ley”, siguió.

El congresista ha perdido terreno en las encuestas electorales a nivel nacional. Un análisis realizado por NBC y la firma Marist realizado en enero, ni siquiera lo mencionó entre los potenciales candidatos republicanos que la gente identifica actualmente si tuvieran que votar ahora. En los meses posteriores tras atacara al “Obamacare” figuraba entre los cinco primeros.