Test: ¿Qué tipo de madre eres con tu adolescente?

La adolescencia es dfícil para los hijos y también para las madres. Responde el test y descubre si sobreproteges a tus hij@s o más bien te falta paciencia.

Guía de Regalos

Test: ¿Qué tipo de madre eres con tu adolescente?
Cuando l@s hij@s son adolescentes, las madres toman un estilo particular.

Prácticamente puede ser considerada una tradición que las progenitoras entren en los anales del ímpetu desde que sus capullos están en sus brazos.

A partir de entonces, nada las detiene y cuando los hijos son adolescentes muchas adoptan estilos que pueden ser diferentes entre sí en cuanto a la forma, pero en el fondo son igual de intensas .

Han pasado 18 años o más desde que vieron por primera vez a su bebé y viven su maternidad con tal energía, que logran hacer su estilo inolvidable. ¿Tú, por cuál te inclinas?

1. Ves en tu celular 2 llamadas perdidas, al percatarte que son de tu “capullito de alelí” le llamas inmediatamente porque:a) ¡Algo sucede! b) Seguro quiere hablar y contarte algo sobre su día.c) Sólo te hace enojar, algo ha de querer… ese hijo de tu corazón.

2. Si tu vástago sale el fin de semana y queda en llegar a la 1:00 AM, tú:a) Estás al pendiente de la puerta de la casa. En una mano tienes el directorio de contacto de sus amigos, y en la otra, teléfono celular y fijo.b) Buscas una buena película para ver mientras tu chiquito regresa.c) Te enfundas en traje de pantera y dices adiós a la pijama porque sabes que no va a llegar a la hora que dijo, así que ni puedes dormir, ni descansar, ni nada.

3. Ves que anda distraíd@, sospechosamente alegre y amable, conoces a tu querubín mejor que a nadie en el mundo, no hay duda: Está enamorad@. ¿Qué haces?a) Te preocupa que le rompan el corazón y que además, claro está, haga una locura.b) Así es el amor. .. Te recuerda tanto la primera vez que tú andabas en las mismas.c) Le dices lo que te inquieta, le pides tome cartas en el asunto y esperas que te agrade ‘esa muchachita’ o ‘ese muchachito’.

4. Cero y van tres veces que reprueba en el semestre. Cuando ves a la ternurita ¿qué le dices?a) ¡Sosiégate! Me vas a matar de un coraje…b) Chaparrit@, tenemos que hablar, ¿cuándo lo hacemos?c) Mañana hablamos, porque hoy estoy muy enojada, y piensa muy bien lo que me vas a decir.

5. Hace frío y tu chamac@ –que ya es universitario- no tarda en irse a una fiesta, así que tú:a) Le sacas suéter, chamarra y bufanda; y le dices que nada de que se va sol@, tú le llevas a donde vaya.b) Tratas de persuadirl@ para que se queden en familia , y le dices todas las delicias que pueden cenar si lo hace.c) Después de cerciorarte de que salga con ropa adecuada, le pides de ‘todas las formas posibles’ llegue a buena hora y se cuide.

Mayoría de A: Estilo pajarito estresado

Mamá pajarito estresado.

Ya me imagino cómo debes de traer la espalda y el estómago después de vivir con tanta preocupación, trata de relajarte y canalizar de otro modo el interés que tienes por tu vástago.

No es un error que estés al pendiente de cada uno de sus movimientos, pero tampoco es correcto que sufras cada vez que mueve un pie –casi literal-: si logras compartirle tus temores y aceptar que tu cría ya es un joven, vivirás esta etapa con más alegría y menos angustia.

Mamá osito cariñosito.

Seguramente llenas de detalles hermosos y cálidos a tu hij@, situación que celebro desde donde estoy. ¿Escuchas mis aplausos? Mi consejo es que –sin que te autocensures- seas práctica y empática con tu hij@, quien es joven y además, adult@.

Habrá algunas situaciones para las que es recomendable que hagas un esfuerzo por ver lo que necesita y que eso sea más importante que lo que tú deseas o quieres, esto puede ayudarte a ser más asertiva.

Mamá tigre de Bengala.

Tu paciencia se acabó hace unos años y casi nadie lo comprende, situación que ha hecho que ya estés instalada en ver quién te la paga y no quién te la hizo.

Nuestra recomendación es que vivas tu inconformidad de otro modo, le compartas lo que sientes y piensas, así como compartas tu enojo. Si logras mejorar tu actitud respecto a sus diferencias, tu hij@ lo percibirá y quizá hagas que desaparezcan o por lo menos disminuyan, esas situaciones que tanto te incomodan.

Colaboración de Fundación Teletón México”La autoestima es la fuerza de tu voz”Bojorge@teleton.org.mx