Tips de seguridad en la alberca

El ahogamiento es una causa de muerte común en pequeños. Por eso es necesario que tomes medidas preventivas.

Con el verano llegan las piscinas, las playas y cualquier otro método para combatir el calor. A los niños les encanta esta época puesto que disfrutan chapoteando en el agua, pero tú, como madre no debes olvidar los peligros que estos entretenimientos llevan implícitos.

En la época estival no sólo es importante viajar seguros a los lugares de ocio, sino que también hay que prestar especial atención a los lugares que visitas con agua. El ahogamiento es una de las principales causas de muerte en niños de entre dos y cuatro años, debido a que puede suceder en muy poco tiempo.

Tips para viajar en verano

Por estos peligros es necesario que mantengas un estrecho control sobre tus hijos cuando estén cerca de cualquier concentración de agua. Es importante que conozcas las habilidades de tus hijos en el agua y que les proporciones reglas que bajo ningún concepto deben ser infringidas. Cada vez es más común ver a bebés aprendendiendo natación . Se trata de una medida preventiva que te puede ahorrar disgustos futuros.

Accidentes más comunes

Los accidentes son comunes en piscinas.

Los principales accidentes producidos en las zonas de baño son los siguientes: contusiones por caídas , golpes de diferente consideración, quemaduras solares, insolaciones, picaduras de insectos, pequeños cortes en la piel o simplemente provocadas por incumplimiento de la normativa.

Cómo evitar los accidentes

Cómo evitar los accidentes. Shutterstock

En primer lugar es muy importante que las zonas de baño cuenten con las medidas oportunas para prevenir cualquier accidente. Deben contar con botiquín de primeros auxilios además de una persona cualificada para actuar frente a imprevistos. Es aconsejable señalizar normas básicas para los usuarios como por ejemplo; mojarse antes de entrar en el agua, respetar las horas de digestión o no perder de vista a los más pequeños.

Seguridad en piscinas y playas

Seguridad en piscinas y playas. Shutterstock

En lo que se refiere a piscinas, nunca dejes a los menores sin supervisión cerca de instalaciones con agua, ya sea bañeras o piscinas. Enseña a tus hijos a nadar , será un aprendizaje muy beneficioso. No retires el flotador antes de tiempo. Instala mayas de seguridad alrededor de las piscinas para evitar el acceso de los niños por un despiste.

Con respecto a las playas, pregunta sobre las condiciones meteorológicas a los socorristas antes de ingresar al agua. Haz caso a la señalización de las playas con respecto al oleaje. No sobrestimes tu habilidad o la de tu hijo para nadar sobretodo en superficies donde se pueden dar corrientes o aguas turbulentas. Educa a tus hijos para respetar cualquier norma en el agua

Siguiendo estos consejos del American College of Emergency Physicians , podrás disfrutar al máximo de un verano sin altercados.