Todo sobre fondues: recetas y tips (fotos)

Si buscas un platillo para sorprender a tus amigos o invitados, te ofrecemos algunas recetas y tips fáciles para preparar un buen fondue.

Guía de Regalos

Todo sobre fondues: recetas y tips (fotos)
Un fondue es un buen platillo para sorprender en un evento formal o informal.

La fondue o mezcla de quesos derretidos tiene su origen en los alpes suizos, donde los pastores y montañeses calentaban trozos duros de cuajada vieja para preparar un alimento caliente y suave, que acompañaban con trozos de pan.

Rodeada de misticismo y romance, la fondue es el elemento culinario más representativo de Suiza. Quesos, especias, vino y aguardiente se funden sobre el fogón para prepararla.

“Se trata de algo más que un alimento, es una toda experiencia de convivencia, que une a las personas entorno al recipiente donde se prepara”, detalla Miguel Nassar, CEO de The Melting Pot México.

De acuerdo con Nassar, el secreto de la fondue radica en saber combinar los sabores de sus ingredientes, habilidad que se adquiere con la práctica.

“Los quesos son la base, aunque se pueden preparar de diversos productos. La combinación tradicional es gruyère y emmental, fundidos con kirsch (aguardiente de cerezas silvestres) y aromatizados con nuez moscada y jugo de limón.

“Después de la versión clásica las combinaciones posibles son casi infinitas pues se pueden hacer con cheddar, fontina, brie, raclette, roquefort e incluso con quesos nacionales”, añade Miguel.

Para maridar la fondue el vino es el elemento perfecto tintos, blancos y rosados equilibran el sabor de la mezcla de quesos en el paladar, aunque si se trata de seguir las viejas costumbres el kirsch es la mejor opción.

El aguardiente de cerezas es el secreto del fondue, tanto para prepararlo como para combinarlo, explica. En Suiza, la tradición dicta que el pan debe remojarse ligeramente en kirsch antes de sumergirlo en el queso fundido, potenciando su sabor y dando un gusto alcohólico pero delicado.

Hacen pareja

De miel, especias, cereales integrales o simplemente blanco, el pan es el acompañante fiel de la fondue. Su tarea es llevar la mezcla de quesos del caquelón al paladar, así como equilibrar el intenso sabor de los lácteos.

Aunque cualquier pieza de pan es buena para acompañar la fondue, la recomendación es elegir trozos que tengan al menos un poco de corteza pues ésta ayuda a sujetarlos del tenedor.

Para aquellos con intolerancia a las harinas o para los que se cuidan de gramos de más en la báscula, infinidad de ingredientes pueden sustituir al pan.

“Vegetales al vapor, manzanas e incluso frituras de maíz van perfectos en todo tipo de fondues. La idea es quitarse un poco la creencia de que esta preparación se come únicamente con pan”, detalla el experto.

Para los postres las combinaciones también son variadas tartas y panes dulces, frutas frescas, galletas e incluso malvaviscos pueden utilizarse para sumergir en fondues de chocolate, dulce de leche y caramelo fundido.

¿Rallar o cortar?

El queso debe agregarse a la fondue de acuerdo a su grado de maduración o curado. Los blandos y frescos deben cortarse en trozos y rebanadas para facilitar su fundición mientras que los maduros deben rallarse.

  • Gruyère : Queso curado elaborado con leche de vaca, de sabor a nueces y color amarillo pálido. Gracias a su textura suave puede cortarse en trozos pequeños o láminas.
  • Vacherin : Blando, elaborado con leche de vaca, se añeja en anillos de madera donde obtiene sabor a nueces y aroma húmedo. Su textura es sumamente líquida por lo que debe cortarse en trocitos.
  • Emmental : Elaborado desde 1295, con sabor y aroma a nuez. Se confunde con el gruyère por sus grandes agujeros. Se recomienda cortar en trozos o láminas para facilitar su fundición.
  • Sbrinz : Queso extraduro muy antiguo, elaborado con leche de vaca y rico en contenido graso. Debido a su dureza sólo es posible añadirlo a la fondue rallado.
  • Beaufort : Elaborado con leche de los rebaños que pastan en Los Alpes durante el verano, de corteza dura y color oscuro. Debe rallarse para facilitar su fundición debido a su textura lisa y compacta.

Traditional swiss

Traditional Swiss. Agencia Reforma

Acompañamiento sugerido:Pan fresco

Tiempo de preparación:20 minutos. Grado de dificultad: sencillo

Ingredientes para 2 porciones:0.440 libras (200 gramos) de queso gruyère0.440 libras (200 gramos) de queso emmental1 caballito de vino blanco

  • 1 ajo picado
  • 1 caballito de kirsch
  • Jugo de limón
  • Nuez moscada
Preparación:Vaciar quesos, vino blanco, ajo, kirsch y gotas de limón en el caquelón. Calentar lentamente sobre el hornillo removiendo hasta fundir. Agregar nuez moscada y servir.

Fiesta fondue

Acompañamiento sugerido:Frituras de maízTiempo de preparación:20 minutos. Grado de dificultad: sencillo

Ingredientes para 2 porciones:

  • 0.880 libras (400 gramos) de queso cheddar
  • 1/2 taza de cerveza clara
  • 1 cucharada de chiles jalapeños picados
  • Salsa picante hecha con jitomate, cebolla, jalapeños y limón
Preparación:Vaciar queso, cerveza y chiles jalapeños en el caquelón. Calentar lentamente sobre el hornillo removiendo hasta fundir. Servir con salsa picante.

Wisconsin trio

Wisconsin trio. Agencia Reforma

Acompañamiento sugerido: Manzanas verdes

Tiempo de preparación:20 minutos. Grado de dificultad: sencillo

Ingredientes para 2 porciones: 0.375 libras (170 gramos) de queso fontina0.375 libras (170 gramos) de queso butterkäse o gouda0.130 libras (60 gramos) de queso azul1 caballito de vino blanco1 cucharada de cebollín picado1 chorrito de jerez

Preparación:Vaciar quesos y vino blanco en el caquelón. Calentar lentamente sobre el hornillo removiendo constantemente hasta fundir. Agregar cebollín picado y jerez. Servir inmediatamente.

French fondue

Acompañamiento sugerido:Vegetales cocidos

Tiempo de preparación:20 minutos. Grado de dificultad: sencillo

Ingredientes para 2 porciones:

  • 0.220 libras (100 gramos) de queso fontina
  • 0.220 libras (100 gramos) de queso gruyère
  • 0.220 libras (100 gramos) de queso raclette
  • 0.220 libras (100 gramos) de queso brie
  • 1 caballito de vino blanco
  • 1 cucharada de tocino ahumado picado
  • 1 cucharada de cebolla picada
  • 1 cucharadita de trufa picada
  • Jugo de limón
  • Pimienta negra molida
Preparación:Vaciar quesos, vino blanco, tocino, cebolla, trufa y gotas de limón en el caquelón. Calentar lentamente sobre el hornillo removiendo constantemente hasta fundir. Agregar pimienta y servir.

Spinach and artichoke

Spinach and artichoke. Agencia Reforma

Acompañamiento sugerido:Pan fresco

Tiempo de preparación:Grado de dificultad: sencillo

Ingredientes para 2 porciones:0.440 libras (200 gramos) de queso fontina0.440 libras (200 gramos) de queso butterkäse o gouda1/2 taza de espinaca picada1/2 taza de corazones de alcachofa picados1 ajo picado

Preparación:Vaciar quesos, espinaca, alcachofa y ajo en el caquelón. Calentar lentamente sobre el hornillo removiendo constantemente hasta fundir. Servir inmediatamente.

Recetas cortesía The Melting Pot México

Los instrumentos

El fondue es una deliciosa combinación de quesos. Agencia Reforma

Estos son los utensilios necesarios para preparar fondues en casa:

  • Caquelón: Aunque existen de porcelana y aluminio los más recomendables son los de hierro colado esmaltado en vivos colores, pues soportan grandes temperaturas sin sufrir daños o fisuras.
  • Tenedores: Deben ser largos y delgados, con mango de madera para evitar quemaduras. Los tenedores para queso tienen tres puntas, mientras que los de carne sólo dos terminadas en contrapúas, como anzuelos.
  • Hornillos: Varían de acuerdo a la fondue que se vaya a preparar. Los hornillos de vela funcionan únicamente para la versión de chocolate, mientras que los de alcohol, gas y eléctricos se utilizan en fondues de carne y queso.
  • Platos: Los caquelones vienen con juegos de platos especiales para la preparación, algunos incluso cuentan con compartimentos para salsas y aderezos. Los juegos más completos tienen contenedores exclusivas para el pan.
Fuente: El gran libro de las fondues de Eva y Ulrich Klever

¿Sabías que…?

El auge de la fondue en Suiza se dio durante los 50 cuando se llegaron a servir más de 830 mil preparaciones en la temporada invernal, es decir, casi 3 millones de raciones individuales, incluso el ejercito adoptó la tradición de comerla por lo menos una noche durante maniobras militares.