En lectura hay serios retrasos

Un reporte señala deficiencias hasta para un 85% de los alumnos en California
En lectura hay serios retrasos
La tutora Jennifer Portocarrero ayuda a dos pequeños con sus tareas en el Hollywood Family Source Center de Los Ángeles.
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

Un 81% de los estudiantes hispanos de cuarto grado no leen al nivel que deberían.

Esa es la conclusión del reporte Early Reading Proficiency in the United States, de la fundación Annie E. Casey, con datos oficiales del Departamento de Educación de los EEUU y la agencia NAEP, que mide el progreso educativo.

El estudio señala que el 93% de los estudiantes del mismo grado, aprendices de inglés (ELs) tampoco lo hacen.

California se coloca entre los estados con peor nivel de competencia en lectura entre sus estudiantes de cuarto grado, particularmente entre los de bajos recursos. Un 85% de estos leen por debajo de su nivel, mientras que un 54% de los que viven en hogares con altos ingresos tienen esa deficiencia.

“Solo 5 de 10 estudiantes en el tercer grado están leyendo inglés al nivel necesario en el Condado de los Ángeles. Las escuelas deben proveer más apoyo a nuestras familias latinas para poder mejorar los índices de lectura y los padres deben de contribuir su granito de arena, apoyando la lectura en el hogar”, reconoció Oscar Cruz, presidente y CEO de Families In Schools (FIS), la organización que apoya a padres, principalmente del LAUSD, con la educación de sus hijos.

“A los estudiantes que no están leyendo al nivel adecuado en el 3er grado se les hace más difícil graduarse de la secundaria y asistir a la universidad. Todo padre debe de preguntarle al maestro de su hijos si el alumno está leyendo al nivel adecuado”, sugirió.

Cruz, indicó que los padres pueden pedirle a las escuelas de sus hijos que participen en El Reto de un Millón de Palabras, un programa gratuito para escuelas en el Condado de Los Ángeles.

Claudia Chacón, una madre de Los Ángeles, está convencida de que el tiempo que los niños pasan en la escuela no es suficiente para que aprendan a leer a un nivel apto.

“Yo soy voluntaria en la escuela de mis hijos y sé que hay niños de segundo grado que aún no pueden reconocer los sonidos de las vocales”, dijo.

“No puedes culpar a la escuela o a los maestros. Tienen tantos niños y tan pocos recursos. Todo empieza en casa, con el tiempo que uno como padre les dé con su lectura”, opinó.

Desde hace tres años, Chacón lleva a sus hijos a recibir tutorías escolares gratuitas en el Familiy Source Center de Hollywood, del Youth Policy Institute (YPI) donde además toman talleres de arte.

“El programa de tutorías, con tutores de la universidad UCLA, está abierto a cualquier estudiante del grado 1 al 12 que viva en los Angeles y sea de bajo recursos”, dijo Luisa Reyes, quien maneja este centro.

Edith Núñez, es otra madre que ha tomado ventaja de este programa para mantener a su hija leyendo a su nivel. Ella afirma que pregunta a los maestros de su hija sobre su desempeño académico, al menos una vez por semana.

“Yo quiero que ella no solo tenga la educación básica, sino que vaya a la universidad y tenga una vida mucha mejor que la de nosotros”, compartió la madre.

Para más información sobre el programa de tutoría gratuito en el Hollywood FamilySource Center se puede llamar al (323) 836-0055. Para más información sobre talleres y apoyo a padres con la lectura de sus hijos disponible en el sitio d einternet del FIS, http://www.familiesinschools.org.

Los Servicios Educativos Suplementarios de asesorias gratuitas en Literautra y Matemáticas de YPI se encuentran disponibles en varias escuelas públicas, incluyendo las charters, alrededor de Los Angeles.

Puede preguntar en la escuela de sus hijos sobre estas asesorías o llamar al 1-800-974-1983.